Mundo

Bolivia: CIDH niega medidas cautelares a Jeanine Áñez

dw
Reuters
Por Deutsche Welle
Rogelio Mayta celebró la respuesta de la CIDH y dijo que "no ha estado en riesgo en ningún momento la vida de la señora Jeanine Áñez por alguna conducta de la institucionalidad boliviana".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA),rechazó una solicitud de medidas cautelares a favor de la detenida expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez, según una carta difundida este viernes (08.10.2021) por el Gobierno boliviano.

"El expediente correspondiente a la presente solicitud de medidas cautelares fue oportunamente cerrado", indica la carta firmada por la secretaria ejecutiva de la CIDH, Tania Reneaum. La misiva, enviada al Gobierno del presidente Luis Arce y fechada el 7 de octubre, insta al Estado boliviano a que "continúe garantizando las condiciones dignas de detención" de la exmandataria de 54 años y pide que se mantengan "las visitas y el acompañamiento permanente de sus familiares".

La defensa de Áñez había solicitado las medidas cautelares a fines de agosto señalando "amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de la vida e integridad personal de la exmandataria". Los abogados también denunciaron "la falta de acceso a un tratamiento médico adecuado (...) para restablecer su estado de salud".

Ante esto, el canciller boliviano, Rogelio Mayta, celebró la respuesta de la CIDH y afirmó que "no ha estado en riesgo en ningún momento la vida de la señora Jeanine Áñez por alguna conducta de la institucionalidad boliviana".

"De esta nota se tiene claro algo: nunca ha estado en riesgo la vida de Jeanine Áñez, al menos no por alguna conducta relacionada a su detención preventiva ejecutada por las instancias estatales", dijo Mayta y agregó que "siempre ha garantizado la salud y la vida" de Áñez "al extremo que podemos afirmar que toda la situación que ha sido conocido por los medios ha sido prácticamente una escenificación, una puesta en escena para cuestionar el Estado boliviano".

Áñez está en prisión desde hace más de medio año dentro de un proceso iniciado en su contra a instancias del oficialismo que la acusa de delitos como conspiración, terrorismo y sedición por el supuesto golpe de Estado de 2019.