Mundo

Mujer guardó caja por encargo de una vecina y luego descubrió que contenía una cabeza humana

Getty Images
Por T13
La víctima ya fue identificada y es un hombre que tenía 67 años al momento de su desaparición. La única detenida era su pareja.

Una mujer de Sevilla, le pidió a su vecina que le guardara una caja que, según la detenida, contenía juguetes sexuales que no quería que encontrara la Guardia Civil si registraba su casa tras la denuncia de desaparición de su pareja. Pasado un tiempo y debido al hedor de la caja, la vecina optó por abrir la caja y encontró un cráneo dentro, en la madrugada del sábado. 

Los restos analizados corresponden a un hombre de 67 años identificado como Jesús María B.R, desaparecido en abril de este año.

María del Carmen M.G —la pareja del hombre— es la apuntada por el hecho y fue enviada a prisión. Según consigna El País, la Guardia Civil española llevó la investigación hasta unos terrenos que son de propiedad de la víctima. Su primo Carlos Ricondo añadió que "estamos a la espera de que nos llame la Guardia Civil para ir a inspeccionarlos, porque por protocolo querrán investigarlo todo"

Ricondo asegura que tenían esperanza de que "hubiese vuelto, pero tras tanto tiempo sin dar señales de vida pensamos incluso que se habría tirado al mar". Además, reconoce que cuestionó la versión que contó la mujer desde el primer momento tras la desaparición de su pareja "primero nos aseguró que se había ido de vacaciones. Al llamarle al móvil y no contestar, nos dijo que se le había roto al caerse a la bañera y nos facilitó otro número de teléfono del que nos llegaban mensajes, pero que por la forma de escribirlos creíamos que no eran suyos".

Las extrañas circunstancias llevaron a la familia a exigirle un audio a Jesús María, y al no obtener una respuesta, su primo Alfonso y un amigo denunciaron la desaparición del hombre. 

Sin embargo, añade Ricondo, "no se pudo demostrar nada" y el juez archivó el caso, porque su pareja declaró "que se había fugado de forma voluntaria con 12.000 euros que guardaba en la vivienda".

Además, Ricondo aseguró que los hijos de la víctima no tenían contacto con él desde hace años después de la separación con su mujer y que "hasta el momento" no se han puesto en contacto con nadie.