Mundo

Un chofer de bus continúa su recorrido tras ser apuñalado 10 veces en Bélgica

AFP
Por AFP
Un chofer de autobús belga fue apuñalado diez veces en el cuello y el abdomen, pero continuó su recorrido durante una hora antes de ser hospitalizado en estado grave.

Los acontecimientos ocurrieron el jueves por la tarde en Flandes, una región al norte de Bélgica de habla neerlandesa, según informa la Fiscalía de Amberes (norte).

El chofer, un empleado de la empresa de transportes públicos De Lijn de 58 años de edad, había llegado antes de su turno a la parada de bus de Kontich, por lo que decidió tomar un descanso hacia las 17 horas y fumar un cigarrillo al volante con las puertas del autobús abiertas.

Fue en ese momento que un hombre apareció fuera del bus, se precipitó hacia el chófer y sacó un objeto, "probablemente un cuchillo", para agredirlo, indicó la fiscalía en un comunicado.

El asaltante huyó inmediatamente, el conductor cerró las puertas, y muy "probablemente en estado de shock", siguió conduciendo hasta la última parada del bus, en Lierre, a unos 15 km de distancia.

No fue hasta que regresó al terminal de autobuses de Willebroek que se dio cuenta de que había sido apuñalado. Sus colegas llamaron entonces a los servicios de emergencia, según la misma fuente.

En total, el trayecto que hizo el conductor entre el ataque y el terminal duró una hora, informaron los medios de comunicación belgas.

La fiscalía de Amberes abrió una investigación por intento de asesinato. Las lesiones del conductor del autobús, "diez puñaladas en la región abdominal, cerca del cuello, en la parte superior de la pierna derecha y en los brazos" son potencialmente "mortales".