Mundo

Corea del Sur ubica a mujer vinculada con niños hallados muertos en maletas en Nueva Zelanda

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
Una mujer que podría ser la madre de dos niños cuyos restos fueron hallados en sendas maletas subastadas en Nueva Zelanda se encuentra en Corea del Sur, según la Policía.

La semana pasada la Policía neozelandesa anunció el hallazgo de los restos de los dos niños que se cree tendrían cinco y 10 años de edad al morir. Los cuerpos fueron hallados en Auckland, en un remolque cargado de objetos comprado por una familia en un remates de bienes abandonados.

La Policía de Nueva Zelanda dijo que los cuerpos habrían estado conservados varios años, lo cual complica la investigación del crimen.

Las autoridades de Corea del Sur indicaron el lunes que una mujer surcoreana, que se cree tendría parentesco con los niños, estaría actualmente en Corea del Sur.

Mujer surcoreana nacionalizada como neozelandesa

Los registros de inmigración muestran que la mujer no identificada de unos 40 años llegó a Corea del Sur en 2018, pero no ha habido ningún registro de su partida desde entonces, dijo Park Seung-hoon, funcionario de la Agencia Nacional de Policía en Seúl.

La mujer nació en Corea del Sur y luego se mudó a Nueva Zelanda, donde obtuvo la ciudadanía. 

Así que la Policía de Corea del Sur no tiene actualmente autoridad para rastrear el paradero de la mujer o detenerla, puesto que se trata de una ciudadana de Nueva Zelanda, posiblemente vinculada a un crimen que ocurrió en Nueva Zelanda, advirtió Park.

La Policía de Corea del Sur transmitió la información a la policía de Nueva Zelanda después de recibir una solicitud de ayuda en la investigación. Pero no podrá perseguirla, a menos que Nueva Zelanda solicite oficialmente su extradición, lo que puede suceder si la investigación avanza hasta el punto en que Interpol coloca una notificación roja en su contra, dijo Park.

En maletas, durante años

La Policía de Nueva Zelanda sospecha que la mujer podría ser la madre de los niños encontrados muertos, ya que su dirección anterior en Nueva Zelanda estaba registrada en una unidad de almacenamiento donde se guardaron las maletas durante años, según Park.

Hasta ahora, la Policía neozelandesa ha revisado horas de imágenes de video, pero los momentos clave podrían haber sido borrados debido al tiempo transcurrido entre la muerte de las víctimas y el hallazgo de los cuerpos.

"Estamos dando lo mejor de nosotros para identificar las víctimas (...) Lo que puedo decir es que estamos haciendo muy buenos progresos con la investigación de ADN", dijo la Policía neozelandesa el día del descubrimiento, agregando que estaba trabajando con Interpol.

Tanto la unidad de almacenaje como la propiedad donde fueron llevadas las maletas han sido examinadas detalladamente por equipos forenses.

Autoridades de Nueva Zelanda reiteraron la semana pasada que la familia que halló los cuerpos no tiene relación con los homicidios y sus miembros reciben apoyo para enfrentar el trauma.