Mundo

Denuncian robo de confesiones grabadas de narco "Otoniel" en Colombia

dw
Colombian presidential press office/AP/picture alliance
Por Deutsche Welle
Las grabaciones estaban en manos de la Comisión de la Verdad, organismo extrajudicial que indaga sobre el conflicto armado en el país sudamericano.

Un grupo de ladrones robó varias grabadoras que contienen confesiones que hizo Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el narcotraficante más buscado de Colombia hasta su detención, a un organismo extrajudicial que investiga el conflicto armado en el país, informó la entidad este sábado (19.02.2022).

Las grabaciones habían sido realizadas el miércoles por un miembro de la Comisión de la Verdad, un organismo extrajudicial nacido del acuerdo de paz de 2016 que indaga sobre el conflicto armado.

La comisión informó "que el 18 de febrero de 2022 personas sin identificar ingresaron en horas de la noche a la vivienda del investigador", según un comunicado. "En el incidente (...) fueron robadas las grabadoras digitales que se usaron en la entrevista y un computador", agregó el organismo.

La comisión ya había expresado el jueves la necesidad de contar con "garantías" para interrogar a Otoniel después de que varios medios informaran de la presencia de policías durante las indagatorias. También pidió a las autoridades y a la comunidad internacional, incluida la ONU, condiciones para seguir investigando "sin intimidaciones".

afp
Lee También >

"Otoniel", un campesino que se convirtió en el criminal más buscado del siglo en Colombia

La verdad de "Otoniel"

"La Comisión necesita escuchar la verdad del señor Úsuga sobre hechos cruciales para entender la dinámica del conflicto armado y su persistencia (...) La verdad es un derecho de las víctimas y de la sociedad", añade el texto.

Dairo Antonio Úsuga, nombre real de Otoniel, fue detenido en octubre de 2021 en una zona selvática cerca a Panamá durante una megaoperación policial. El gobierno del conservador Iván Duque ha expresado su intención de que sea extraditado pronto a Estados Unidos, que lo solicita por narcotráfico.

Otoniel está sentenciado en Colombia por tráfico de drogas, homicidio, terrorismo, reclutamiento de menores y secuestro. Recientemente, Otoniel pidió ser acogido en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), un tribunal producto del proceso de paz con la exguerrilla FARC que contempla penas alternativas a la prisión para aquellos que confiesen la verdad y reparen a las víctimas.

De pasado guerrillero y paramilitar, Otoniel fue el líder del Clan del Golfo, la mayor banda narco del país que exporta unas 300 toneladas de cocaínas anuales, según cifras oficiales.

Revisa también este video: