Mundo

Detienen a hombre que se metía al entretecho de una modelo de OnlyFans para grabarla cada noche

Facebook / AFP
Por T13
El sujeto de 20 años fue encontrado en el entretecho de la casa de la modelo para la plataforma de adultos, tras grabarla en distintas oportunidades.

Un hombre de 20 años fue detenido y acusado de esconderse en el entretecho de la casa de una modelo de OnlyFans para grabarla.

Se trata de Mauricio Damian-Guerrero, un joven que fue arrestado luego que la modelo para el sitio web de adultos alertara a la policía que el 9 de febrero escuchó a otra persona en su residencia familiar en New Hampshire, Estados Unidos.

De acuerdo a lo detallado por el Departamento de Policía de Somerworth, el sujeto fue encontrado en el techo de la residencia y tras unas primeras investigaciones se le detuvo por robo.

Tras avanzar las diligencias, se logró obtener información de que el sujeto era conocido por la víctima a través de las redes sociales; y se estaba hospedando temporalmente en un Airbnb en Portsmouth, tras viajar desde Pennsylvania.

Padre dejó morir de hambre a su bebe mientras jugaba videojuegos: Lo condenaron a 14 meses de cárcel Getty Images - Referencial
Lee También >

Padre dejó morir de hambre a su bebé mientras jugaba videojuegos: Lo condenaron a 14 meses de cárcel

"Se determinó que el sospechoso ingresó a la casa con la intención de cometer robo e invasión de la privadidad", señalaron las autoridades.

Esto debido a que el sujeto ingresó varias veces a la casa y tomó videos de las zonas íntimas de la mujer, mientras ella dormía, según recogió WMUR.

De igual forma, la víctima afirmó que el joven parecía haber estado en el ático del domicilio por bastante tiempo, ya que se habrían encontrado una taza con orina, comida y un par de auriculares.

En paralelo, el sujeto reconoció que antes de irrumpir en la residencia de Somersworth, que es de propiedad de la madre de la mujer, había ingresado distintas veces en el departamento de la modelo, en Dover, New Hampshire.

Finalmente, Damian-Guerrero fue dejado en libertad tras pagar una fianza de $2.500 dólares en efectivo y se le dejó con un brazalete de rastreo por GPS. Tiene la orden de no ingresar al estado de New Hampshire y no puede tener contacto con la víctima.