Mundo

El Vaticano enviará una misión especial a México para mejorar la respuesta ante los abusos sexuales

AFP
Por T13
Scicluna y Bertomeu, que realizaron una labor similar en Chile, se reunirán con víctimas, obispos y religiosos.

La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) ordenó a su secretario adjunto, Charles Scicluna, arzobispo de Malta, y a monseñor Jordi Bertomeu, oficial del citado dicasterio vaticano, que viajen a México para ayudar a la Iglesia local en su respuesta al desafío que plantean los abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos.

La misión especial de Scicluna y Bertomeu se desarrollará en Ciudad de México a finales de este mes de marzo, según informó el Vaticano.

Los dos expertos en pederastia eclesial, que ya desarrollaron una tarea similar en nuestro país en 2018, tienen previsto reunirse en la capital azteca con los obispos del país latinoamericano y superiores de institutos religiosos, así como escuchar a todas las personas que quieran ofrecer sus testimonios relativos a casos de pederastia o de encubrimiento dentro de la Iglesia. Los enviados vaticanos  celebrarán estos encuentros en la sede de la nunciatura apostólica de Ciudad de México para garantizar así la absoluta confidencialidad de las víctimas y testigos.

"Consistirá en un servicio de asesoría técnica, una ayuda fraterna, un diálogo que ayude a la Iglesia en México a reafirmarse en el camino ya emprendido en la dirección correcta para dar la debida respuesta a las víctimas de abuso sexual de menores por parte de clérigos", explicó el Director de la Sala de Prensa da la Santa Sede, Matteo Bruni.

Por medio de una carta dirigida a los fieles mexicanos, el episcopado local agradeció y acogió con beneplácito el anuncio de la misión, y reiteró haber luchado "de forma responsable, transparente y clara contra la cultura del abuso y el sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse".

La misión, que se desarrollará del 20 al 27 de marzo de 2020, "busca beneficiar a los más pequeños y vulnerables impulsándonos como Iglesia, y en específico a nosotros como obispos, a continuar custodiando a estos hermanos nuestros. Confiamos en que servirá para mejorar la respuesta a estos casos, buscando la acción de la justicia civil y canónica bajo el principio de ‘tolerancia cero’ para que ningún caso quede impune en nuestra Iglesia", detalló en su misiva la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y su Consejo Nacional de Protección de Menores (CNPM).

La noticia llega pocos días después de que la Santa Sede anunciara la constitución de un grupo de trabajo vaticano dirigido a ayudar a los obispos del mundo que se dedican a redactar líneas guía para combatir los abusos. Un año después de la cumbre convocada por el Papa Francisco en el Vaticano en febrero de 2019, se han tomado muchas iniciativas, como la promulgación de nuevas leyes y la decisión de levantar el secreto pontificio sobre los casos de abuso a menores.