Mundo

Envuelven árboles milenarios en papel aluminio para salvarlos de incendio

dw
Noah Berger/AP/picture alliance
Por Deutsche Welle
Los bomberos intentan salvar la famosa arboleda centenaria de la Sierra Nevada, ante el avance de los incendios forestales.

Los árboles más voluminosos del mundo estaban siendo envueltos este jueves (16.09.2021) con enormes láminas cortafuego, un esfuerzo para protegerlos de los incendios forestales que avanzan a través del seco oeste de Estados Unidos.

Varias de estas antiguas secuoyas - incluyendo la General Sherman, la más voluminosa del mundo - con una base de 11 metros de diámetro, comenzaron a ser envueltas en aluminio para bloquearlas de las llamas.

Los bomberos también limpiaron el área y colocaron maquinarias entre los 2.000 árboles del Parque Nacional Secuoya en California, informaron las autoridades a cargo del operativo en su página web. "Están tomando medidas extraordinarias para proteger estos árboles de 2.000 y 3.000 años de edad. Queremos que hagan todo lo posible para protegerlos", dijo Christy Brigham, portavoz del parque, citada por un diario local.

Miles de kilómetros cuadrados de los bosques de California han sido carbonizados durante la feroz temporada de incendios de este año.

Dos incendios se acercan

Este jueves, dos incendios se aproximaban al parque Bosque Gigante, donde se encuentran cinco de los árboles más grandes del mundo, incluyendo General Sherman, de 83 metros de alto.

Cerca de 500 funcionarios estaban batallando los incendios Paradise y Colony que juntos han consumido 38 km cuadrados de territorio desde que comenzaron el 10 de septiembre. Los enormes árboles de Selva Gigante son un gran atractivo turístico, con visitantes viajando desde todo el mundo para maravillarse ante la majestad y tamaño de estas extraordinarias especies.

Aunque altas, las gigantes secuoyas son los árboles más voluminosos por sus anchos troncos, pero no son los más altos del planeta.

Las secuoyas pueden resistir a incendios menores debido a una gruesa camada natural, y de hecho, las llamas son un aliado en el proceso de reproducción puesto que el calor estimula la dispersión de semillas. Pero los descontrolados y más calientes incendios que están arrasando el oeste de Estados Unidos representan un peligro para estas especies porque el fuego sube más arriba de los troncos hasta las copas.