Mundo

Fernández se reúne con Lula y celebra "vuelta de Brasil" a escena internacional

AFP - Luiz Inácio Lula da Silva y Alberto Fernández
Por AFP
El mandatario argentino, Alberto Fernández, dijo este lunes que la vuelta al poder del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva representa la "vuelta de Brasil" a la escena internacional, tras reunirse con el flamante presidente en Brasilia.

El mandatario argentino, Alberto Fernández, dijo este lunes que la vuelta al poder del izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva representa la "vuelta de Brasil" a la escena internacional, tras reunirse con el flamante presidente en Brasilia.

"Lula es un líder regional que le va a dar un impulso a la América Latina muy importante". Su presidencia supone "la vuelta de Brasil a todos los foros internacionales", dijo a la prensa el presidente argentino de centroizquierda.

Fernández, que asistió la víspera a la toma de posesión de Lula en la capital brasileña, dijo que ambos están "en la misma senda" en sus objetivos bilaterales y regionales.

Ataque contra cárcel mexicana y operativo para recapturar presos deja 26 muertos AFP
Lee También >

Ataque contra cárcel mexicana y operativo para recapturar presos deja 26 muertos

Además lo invitó a Buenos Aires el 23 y 24 de enero a la cumbre de la Celac.

"Ha sido una gran reunión porque hemos claramente decidido volver a poner en marcha el vínculo entre Argentina y Brasil con toda la fuerza que debe tener, que en los últimos cuatro años se hizo más difícil", dijo, en alusión al mandato del ultraderechista Jair Bolsonaro.

"Argentina y Brasil son países indisolublemente unidos y ningún momento político puede eso perturbar", añadió.

Desde que llegó al poder en 2019 Bolsonaro se distanció de parte de la comunidad internacional por sus posturas sobre el medio ambiente o los derechos humanos, y chocó con China y el mundo árabe.

Lula, que ya gobernó dos veces entre 2003 y 2010 este país de tamaño continental y primera economía latinoamericana, prometió el regreso de Brasil a la escena internacional, especialmente con sus compromisos medioambientales.

"La ausencia de Brasil de los foros internacionales fue muy evidente y es algo que no nos podemos permitir porque Brasil es un país demasiado importante en la región", dijo Fernández.

"Estuvimos apartados del escenario internacional en los últimos años debido a una visión ideológica limitante", dijo este lunes el nuevo canciller brasileño, Mauro Vieira, en alusión al giro impuesto durante la gestión Bolsonaro. 

Éste fue promovido principalmente por Ernesto Araújo (2019-2021), un diplomático admirador de Trump, antiglobalización y escéptico del cambio climático.

Brasil tendrá "un enorme trabajo de reconstrucción" después de este "retroceso sin precedentes", añadió Vieira al asumir nuevamente el puesto de canciller, que ya había ejercido durante el mandato de Dilma Rousseff (2015-2016). 

Lula también se reunió durante la jornada con los mandatarios de Bolivia, Chile, Ecuador, Portugal y el rey de España. 

Y con el vicepresidente chino Wang Qishan, quien le entregó una carta de felicitaciones de parte del presidente Xi Jinping. 

En su mensaje, Xi destacó las relaciones "maduras" entre Brasil y China -principal socio comercial del país sudamericano-, y dijo estar dispuesto a trabajar con Lula para "llevar la colaboración a otro nivel, desde una perspectiva estratégica y de largo plazo", según la agencia estatal Xinhua. 

Los desafíos de Lula en Brasil