Mundo

Filipinas: Fanático de Jeffrey Dahmer mató a su sobrino de 4 años y lo ocultó en una lavadora

Jeffrey Dahmer
T13
Fue la propia madre del adolescente quien halló el cuerpo de la víctima e instó a su hijo a entregarse a la policía.

La población filipina se encuentra conmovida tras el hallazgo del cuerpo de un niño de cuatro años en el interior de una lavadora, el que fue asesinado por su tío fanático de Jeffrey Dahmer.

Desde el 26 de mayo que una familia de Las Piñas buscaba a Prince Gray Mondero (4), quien desapareció mientras jugaba con sus primos, mientras era cuidado por su tío de 15 años, Patrick Sucgang. A pesar de las múltiples preguntas, el joven aseguró desconocer el paradero del niño.

El 29 de mayo, la madre de Sucgang sintió un olor desagradable proveniente de la pieza del adolescente, ubicada en el segundo piso de su casa. Dentro del cuarto había una lavadora en desuso, cubierta por una tela y con varios libros encima. En el interior del aparato estaban los restos de Prince.

La mujer incitó a su hijo a que se entregara voluntariamente a la policía y se hiciera responsable por el crimen. La investigación policial reveló que en la habitación de Patrick había posters de Jeffrey Dahmer y símbolos nazis. También se confirmó que le gustaba ver series de asesinos seriales. Además, envió a un pariente fotos con los detalles del homicidio.

Los resultados de la autopsia del niño revelaron que sufrió lesiones traumáticas contusas en la cabeza, las que posiblemente fueron causadas por un golpe que resultó en su muerte.

El coronel de policía Jaime Santos, jefe de policía de Las Piñas, dijo que, “a través de las entrevistas realizadas por nuestros investigadores, descubrimos que a este sospechoso le gustaba ver 'Dahmer', una película extranjera que involucra asesinatos en serie y delitos sexuales. Parece que lo interiorizó.

De acuerdo con información de The Sun, el abuelo de la víctima aseguró que “debería ser acusado. Debe sufrir por sus crímenes. Lo admitió y publicó lo que hizo. Lo planeó y lo llevó a cabo. Así de desvergonzado es".

En tanto, la madre de Sucgang instó a otros padres a monitorear lo que sus hijos buscan en internet.

Posteriormente, el homicida escribió en sus redes sociales “hice algo de lo que me arrepiento profundamente y necesito hacer todo lo posible para compensarlo. Dejé que mis pensamientos intrusivos ganaran y tengo que pagar las consecuencias".

"No puedo expresar con palabras el dolor y el duelo que siento por la familia de la víctima. Es importante para mí expresar mi más sentido pésame a la familia y hacerles saber que realmente lamento lo sucedido", agregó.

Según The Philippine STAR, Patrick quedó en custodia de la oficina local de desarrollo y bienestar social, y será procesado cuando cumpla los 18 años.