Mundo

“¡Fuera de mi país!”: el asesinato de un inmigrante indio en un bar de EE.UU.

El asesinato de un indio en un bar de Kansas acaparó las noticias en su país de origen, en medio de informes de que pudo tratarse de un crimen de odio por motivos raciales. El FBI está investigando el ataque.

Crédito: BBC
“¡Fuera de mi país!”: el asesinato de un inmigrante indio en un bar de EE.UU.

Gritó "fuera de mi país" y comenzó a disparar a dos ingenieros de la India: mató a uno, hirió al otro. También herido quedó Ian Grillot, que intervino pero se niega a que lo llamen héroe.

Fue a las 7 de la noche del miércoles en Olathe, Kansas. El autor del tiroteo fue identificado como Adam Purinton, de 51 años, quien según testigos había lanzado insultos racistas.

Las víctimas: Srinivas Kuchibhotla, quien resultó muerto, y su amigo Alok Madasani.

El FBI, que desconoce qué provocó el incidente, maneja la hipótesis de un crimen racista. Muchos en India han quedado conmocionados por lo sucedido.

Adam Purinton fue arrestado cinco horas después del tiroteo.

Purinton huyó de la escena a pie y fue arrestado cinco horas más tarde en Clinton, en el estado vecino de Missouri, a 120 kilómetros del lugar de los hechos.

Crimen de odio

Kuchibhotla era de la ciudad de Hyderabad, en el sur de India. Sus padres, Madhusudhan Rao y Vardhini Rao, estaban demasiado conmocionados por las noticias de su muerte para dar declaraciones, según AP.

Jaganmohan Reddy, padre de Madasani, amigo del fallecido, calificó el hecho como un crimen de odio, diciendo que tales incidentes habían aumentado tras la elección de Donald Trump.

Kuchibhotla y Madasani, ambos de 32 años, eran ingenieros de la compañía estadounidense de tecnología Garmin y estudiaron en India, según sus perfiles de redes sociales.

Madasani ya salió del hospital.

Personal de la policía de Olathe investiga el área del patio del Austins Bar & Grill.

El otro herido, Ian Grillot, de 24 años, aparentemente intervino para detener el ataque de Purinton, según testigos.

Hablando desde su cama de hospital al canal de televisión local KMBC, rechazó las sugerencias de que fuera un héroe.

Purinton fue llevado de vuelta a Kansas el viernes.

Sangre en las manos

El ataque ha provocado una fuerte respuesta en los medios de comunicación indios y algunos de ellos culparon de la tragedia a la presidencia de Donald Trump.

"La mayoría lo llama un crimen de odio. 'El presidente ahora tiene sangre en sus manos', dijo un titular, refiriéndose a la retórica electoral de Trump, que ha sido percibida como antiinmigrante", informa Brajesh Upadhyay, corresponsal de BBC Hindi en Washington.

Austins Bar & Grill, donde ocurrió el tiroteo.

"Los mismos medios también han alabado al hombre estadounidense que trató de ayudar a los ingenieros y sufrió heridas de bala. Lo han llamado héroe", detalla Upadhyay.

El corresponsal agrega que las declaraciones de Trump contra los musulmanes y los trabajadores extranjeros acusados ​​de robar empleos estadounidenses han causado ansiedad entre los miles de trabajadores tecnológicos indios que viven en EE.UU.

"Existe una creencia generalizada de que los indios se han integrado bien en EE.UU. y de que no serían blanco de ataques. Ahora esa creencia puede haberse visto afectada, si no totalmente suprimida, a pesar de que las autoridades aún no han calificado el tiroteo como un crimen de odio", comenta Upadhyay.

¡Enójense!

Después del tiroteo, el actor indio Siddharth twitteó a sus 2,6 millones de seguidores: "¡No se escandalicen, enójense! Trump está esparciendo el odio, es un crimen de odio, RIP #SrinivasKuchibhotla".

La ministra de Relaciones Exteriores de India, Sushma Swaraj, transmitió sus condolencias a la familia de la víctima y aseguró que la ayudaría.

La cancillería dijo que dos funcionarios del consulado indio de Houston y Dallas, en Texas, ya habían sido enviados a Kansas City para reunirse con Madasani y preparar la repatriación del cuerpo de Kuchibhotla.

Kuchibhotla estaba casado.

"Queremos tranquilizar a la comunidad india. Esto está siendo supervisado personalmente al más alto nivel por la ministra de Relaciones Exteriores, Sushma Swaraj"dijo a la BBC el cónsul indio en Houston, Anupam Ray.

La embajada de EE.UU. en Delhi condenó el tiroteo: "Estados Unidos es una nación de inmigrantes y da la bienvenida a gente de todo el mundo para visitar, trabajar, estudiar y vivir", dijo la encargada de Negocios de la entidad, MaryKay Carlson.

"Las autoridades estadounidenses investigarán a fondo y procesarán el caso, aunque reconocemos que la justicia es un consuelo pequeño para las familias en estado de duelo", agregó.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo