Mundo

Hombre llegó al hospital por una picadura de un insecto y terminó con dos dedos amputados

Getty Images
Por T13
El paciente presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)por la negligencia en la que incurrieron distintos hospitales.

Hace algunos días, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por negligencia médica en el caso de un paciente, de 38 años, que perdió dos de sus dedos.

Específicamente y según indica la recomendación 47/2019, el hombre llegó el 11 de septiembre de 2017 a consulta en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 93, en Ecatepec, Estado de México por una picadura. Al ser atendido presentaba una inflamación en el dedo índice de la mano derecha, debido a que días antes había sido picado por un insecto.

Tras revisarlo, el personal lo diagnosticó con "celulitis" médica (proceso agudo inflamatorio de origen infeccioso en capas de la piel y tejido subcutáneo), estableciendo un tratamiento ambulatorio.

Con el paso de los días la inflamación continuaba y decidió ir al Servicio de Urgencias del Centro Médico "La Raza", en Ciudad de México. En el lugar le diagnosticaron celulitis médica y lesión gangrenosa (tejido muerto) en dedo índice con riesgo de amputación.

Luego de esto fue trasladado a otro centro médico para ser operado. Al no contar con los equipos en el hospital, el paciente acudió a un servicio médico particular donde fue diagnosticado con "necrosis diabética" y "fascitis necrosante" (infección severa de la piel, de progresión rápida), procediéndose a la amputación del dedo índice derecho.

En el informe de la CNDH también se detalló que con paso de los días el hombre ingresó nuevamente a un centro médico donde fue diagnosticado con "necrosis mixta", realizándose la amputación del dedo medio de mano derecha, siendo dado de alta por mejoría a fines de octubre.

Una vez ocurrido todo este proceso, el hombre presentó una queja ante la comisión y tras meses de investigación determinaron que el paciente perdió los dedos frente la negligencia médica por omisión en la que incurrieron cuatro médicos tratantes que lo atendieron en septiembre de 2017.

Por ello, se le recomendó al IMSS reparar integralmente el daño en ese caso, el que incluye una compensación en los términos de la Ley General de Víctimas y se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas.