Mundo

La incansable búsqueda de un padre que recorrió 500 mil kilómetros hasta dar con su hijo secuestrado

Getty Images (Referencial)
Por T13
El niño fue arrebatado de su familia cuando tenía solo 2 años y fue vendido en la provincia de Henan, China, por 1997. Desde entonces, Guo Gangtang inició una incesante búsqueda que décadas después dio resultados.

Un final feliz tuvo la terrible historia sufrida por Guo Gangtang y su familia. Corría el año 1997 cuando su hijo de dos años fue secuestrado por traficantes de personas frente a su casa en la provincia de Shandong, en China.

El hecho golpeó duramente al núcleo familiar, pero Guo Gangtang decidió tomar cartas en el asunto y se propuso iniciar una incesante búsqueda hasta dar con el paradero del niño.

Desde 1997 hasta la fecha recorrió miles de kilómetros en motocicleta por todo el gigante asiático para dar con el niño. De hecho, según recogió BBC, transitó por más de 500 mil kilómetros.

Pan de oro, carne wagyu y mayonesa de pato: Así es la hamburguesa más cara del mundo AFP
Lee También >

Pan de oro, carne wagyu y mayonesa de pato: Así es la hamburguesa más cara del mundo

Llenando de pancartas con fotos de su hijo secuestrado, durmiendo bajo puentes y gastándose ahorros, el hombre no cesó y 24 años después tuvo su ansiado objetivo.

De acuerdo al Ministerio de Seguridad Pública de China, la policía rastreó a su hijo a través de pruebas de ADN, eso mientras que dos de los sospechosos de haber cometido el secuestro fueron localizados y detenidos.

Ambos arrestados eran pareja y habrían reconocido que secuestraron al niño para luego venderlo.

En esa línea, la información policial apunta que el niño fue secuestrado y luego se le trasladó a la estación de autobuses, donde los delincuentes se fueron a la provincia de Henan y lo vendieron.

Sin embargo, se confirmó que el ahora adulto seguía viviendo en Henan y fue localizado.

Su padre, Guo Gangtang, logró reencontrarse con él, fundiéndose en un abrazo, algo que fue captado por los medios de comunicación locales.

En una emocionante cita, el señor Guo le dijo a la prensa “ahora que han encontrado a mi hijo, todo será felicidad”.