Mundo

Las tempestades de arena se multiplican en Brasil

dw
Asad/Xinhua/picture alliance
Por Deutsche Welle
El fenómeno conocido como "haboob" y que es típico del inicio de la primavera austral, causó daños en varias ciudades.

Cinco días después de que una gigantesca nube de arena cubriera dos ciudades del estado de Sao Paulo, generara temor entre sus habitantes y diera origen a imágenes que se hicieron virales en las redes sociales, el fenómeno se repitió este viernes (01.10.2021) en al menos cuatro estados brasileños.

Las autoridades de algunas pequeñas ciudades de los estados de Sao Paulo (sudeste), Mato Grosso do Sul (oeste), Goiás (centro) y Maranhao (norte) alertaron que sus municipios sufrieron daños en la tarde de este viernes con las llamadas tempestades de viento y polvo.

Las más afectadas fueron algunas ciudades del interior del estado de Sao Paulo, como Presidente Prudente, Andradina, Penápolis, Dracena y Tupi Paulista, en las que una tempestad de polvo empujada por vientos de hasta 100 kilómetros por hora destejó viviendas, derribó árboles y postes del tendido eléctrico, lo que dejó algunas áreas sin energía, y hasta volteó un camión.

Fenómeno conocido como "haboob"

De acuerdo con los meteorólogos, este tipo de fenómeno conocido como "haboob" es típico del inicio de la primavera austral y se produce por la llegada desde el sur del continente de bloques fríos que, ante el choque térmico, provocan inestabilidad, lluvia y ventarrones.

Tras algunos meses de poca lluvia, cuya escasez provocó la mayor crisis hídrica en los últimos 91 años en Brasil, los temporales terminan levantando el polvo que estaba depositado en el suelo seco y formando las nubes de arena.

"Las tempestades avanzan hacia lugares que están muy calientes por la prolongada sequía de los meses de invierno y en los cuales se acumuló mucho polvo en el piso", explicó el meteorólogo Franco Villela, del Instituto Nacional de Meteorología (Inmet).

Los especialistas prevén que el fenómeno seguirá repitiéndose en los próximos días con la llegada de la humedad típica del invierno austral en Brasil a áreas que han sufrido de extrema sequía en los últimos meses.