Mundo

Los bomberos critican al primer ministro australiano

James ROSS / POOL / AFP
Por AFP
El domingo el primer ministro restó importancia a las críticas diciendo que hay que centrarse en combatir los incendios.

Los bomberos criticaron duramente este domingo al primer ministro australiano Scott Morrison por sus declaraciones y la forma en la que gestiona la crisis de los incendios forestales que ya mataron a 24 personas, incluidos tres efectivos de la lucha contra el fuego. 

Desde el sábado circula en las redes sociales un video en el que Paul Parker, un bombero de 57 años, arremete contra el jefe del gobierno. 

Se le ve al volante de un camión de bomberos. Al ver una cámara de televisión reduce la velocidad e insulta por la ventana al primer ministro conservador, como si estuviera allí.

El bombero explicó este domingo a la AFP que se sentía "absolutamente consternado" por el gobierno, "en particular por Scott Morrison". 

Al oír al primer ministro decir que miles de bomberos voluntarios querían estar en el terreno para luchar contra las llamas, Parker perdió los estribos y echó pestes contra él. 

"Eres un imbécil, amigo", declaró a la AFP como si se dirigiera al primer ministro. "Ven al terreno para ver por lo que estamos soportando. No tienes ni idea, hombre. El gobierno no tiene ni idea".

Afirma que los bomberos están "arriesgando sus vidas" para combatir los incendios. 

"Eso es lo que nos gusta hacer, amigo, arriesgar nuestras vidas", dijo con ironía. "Lo hago por mis vecinos, por el pueblo de Nelligen y por los australianos". "No lo hago por Scott Morrison ni por ningún cabrón del gobierno". 

El jefe de los servicios rurales de los bomberos de Nueva Gales del Sur, Shane Fitzsimmons, también lo criticó este domingo, declarándose "muy decepcionado" de haberse enterado por los medios de comunicación de la decisión,  anunciada el sábado por Morrison, de llamar a 3.000 reservistas del ejército para ayudar a los bomberos.

Fitzsimmons lamentó, en la radio 2GB, la falta de "cortesía profesional básica" cuando el sábado fue un día "muy, muy cargado" de trabajo. 

Hace unos días un bombero se negó a estrechar la mano del primer ministro durante una visita sobre el terreno. 

El domingo el primer ministro restó importancia a las críticas diciendo que hay que centrarse en combatir los incendios.

"Se han hecho muchas críticas pero debemos centrarnos en la respuesta" a los incendios, dijo. "La gente me ha hecho reproches, se los ha hecho a los Verdes y a no sé quién más (...) Esto no ayuda en este momento". 

Morrison también ha sido muy criticado por privilegiar al lucrativo sector del carbón en vez de a la lucha contra el calentamiento global.