Mundo

Madre de joven chilena baleada por policía en EEUU: “Murió en mis brazos, no pude hacer nada”

T13
Por T13
La mujer relató la muerte de su hija en un centro comercial de Los Ángeles, donde fue impactada por la bala de un policía que participaba de una persecución.

Los padres de la adolescente chilena de 14 años Valentina Orellana, quien murió en un centro comercial de Los Ángeles, Estados Unidos, en medio de una persecución policial, pidieron justicia a cinco días de su muerte.

Ambos padres enfrentaron a la prensa, junto a sus abogados, y pidieron justicia por el caso que ocurrió el pasado jueves en un centro comercial, donde recibió el impacto de una bala que habría sido percutado por un policía estadounidense.  

Niña chilena de 14 años muere en tiroteo en Estados Unidos Getty Images
Lee También >

Niña chilena de 14 años muere en tiroteo en Estados Unidos

“Con solo 14 años, Valentina era nuestra pequeña hija. Estaba llena de alegría, tenía grandes sueños para su futuro, y le quedaba mucha vida por vivir. Estábamos juntas en un probador de ropa para la Navidad; escuchamos gritos, nos sentamos en un asiento abrazada rezando, cuando algo impactó a mi hija Valentina y nos lanzó al piso, y murió en mis brazos. No pude hacer nada”, relató la madre de la adolescente entre sollozos.  

“Ver morir a un hijo o una hija en los brazos es uno de los dolores más grandes que se puede imaginar. Valentina significó el mundo para mí, para familia, compañeros y vecinos. Ahora nuestro dulce ángel se ha ido para siempre. Valentina danos fuerza para hacer justicia. Hija mía, te amo”, cerró visiblemente afectada.

El padre en tanto, visiblemente afectado y molesto con la situación, exigió justicia y envió un mensaje a las autoridades estadounidenses.

“Estoy realmente destrozado, consternado. Cuando mi señora me llama el 23 de diciembre en la noche indicándome que mi hija había sido asesinada por la Policía de Los Ángeles en el centro comercial, se me vino el mundo encima. No tengo palabras para describir el desgarrador momento que estoy pasando, sobre todo en estas fechas tan especiales”, expresó Juan Carlos Orellana.

“Realmente estoy desgarrado, no puedo dormir en las noches, se me repiten los sueños con ella. Ella lo único que quería era ser ciudadana americana. Yo le dije ‘vámonos de acá’ y ella me hijo ‘no, papá, este país es el más seguro del mundo, el país de las oportunidades’. Y ahora la ven ustedes, a mi hija muerta por el Estado y por esos asesinos de Estados Unidos. Eso es lo que mi hija vino a encontrar acá: la muerte”, agregó.

El hombre contó que el sueño de su hija era vivir en Estados Unidos y que él iba a llegar a vivir con ella en pocas semanas.

“Habíamos preparado ir a ver a Los Ángeles Lakers, ir a un concierto que le gustaba a ella, pero lamentablemente por el actuar negligente de un policía de esta ciudad, ya no lo va a poder hacer, y nunca más”, dijo el padre de Valentina.

“Nos destruyeron como familia, nos destruyeron como padres, como esposo (…) Lo único que quiero es justicia. No descansaré hasta que estén todos estos criminales en la cárcel”, añadió.