Mundo

Más de 40 heridos en incidentes en frontera entre Gaza e Israel

SAID KHATIB / AFP
Por AFP
Un niño de 13 años se encuentra en estado crítico tras recibir un balazo en la cabeza.

Tropas israelíes dispararon contra manifestantes palestinos que lanzaban cócteles molotov desde la Franja de Gaza el sábado, con el resultado de 41 palestinos heridos, entre ellos un niño en estado crítico, así como un policía israelí también crítico, indicaron el domingo fuentes oficiales.

El ejército israelí informó del despliegue de ataques aéreos contra cuatro lugares de "fabricación y almacenamiento de armas" del movimiento islamista Hamás, que controla este enclave palestino, y del refuerzo de su división en Gaza con tropas adicionales.

Antes, las tropas israelíes en la frontera habían respondido con disparos contra manifestantes palestinos que lanzaban cócteles molotov, quemaban neumáticos y trataban de escalar el muro fronterizo de Gaza.

Los enfrentamientos ocurren tres meses después de que Israel y Hamás, que gobierna el enclave palestino, alcanzaron una tregua después de intensos combates.

"Cuarenta y un civiles resultaron heridos", precisó el ministerio de Salud del enclave palestino en un comunicado.

Un niño de 13 años se encuentra en estado crítico tras recibir un balazo en la cabeza, agregó el ministerio, controlado por Hamás.

Por su parte, la policía fronteriza israelí indicó que un agente de 21 años de su unidad secreta había resultado críticamente herido tras ser disparado por un manifestante palestino.

"Su condición es crítica y está en riesgo su vida", afirmó.

Corte Suprema de Israel propone plan para evitar desalojo de palestinos de Jerusalén Este
Lee También >

Corte Suprema de Israel propone plan para evitar desalojo de palestinos de Jerusalén Este

El ejército señaló que "centenares de alborotadores y manifestantes" se habían congregado al otro lazo de la frontera e intentaron superar la barrera, una cifra que Hamás elevó a "miles" de manifestantes.

"Las tropas en el área están listas para utilizar material antidisturbios, y si es necesario, balas del calibre 22", indicó el ejército.

El ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, afirmó en la televisión que son "acontecimientos extremadamente graves" que van a requerir una respuesta.

Israel lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes, quienes en respuesta quemaron llantas.