Mundo

Mujer recorrió kilómetros cargando a su perra de 12 años huyendo de la guerra en Ucrania

Twitter
Por T13
"No podía abandonarla", afirmó la dueña, Alisa, quien huyó desde Kiev hacia Polonia escapando del conflicto. "Nos aconsejaron que dejáramos a los perros. Pero nuestros perros son parte de nuestra familia", reconoció.

Alisa, una mujer de 35 años, es una de las miles de personas que huyeron de Ucrania a raíz de la invasión rusa, que derivó en la guerra que azota al país europeo desde finales de febrero.

Su historia se ha hecho conocida recientemente, luego que se revelara que cargó a su perra Pulya, de 12 años y medio, en su espalda para recorrer más de 17 kilómetros huyendo de Kiev.

Según recogió The Guardian, Alisa sufrió la pérdida de su padre de 59 años el 23 de febrero y al día siguiente se registró la invasión rusa, por lo que ni siquiera pudo realizar el funeral y su cuerpo quedó en la morgue.

Junto con eso, debió separarse de su marido, quien se quedó en Ucrania tras el llamado a las armas para defender el país.

Junto a su familia, decidió irse del país. "Salimos de Kiev en un pequeño automóvil (...) éramos nueve, yo, mi madre, mi hermana, nuestros dos maridos, cuatro hijos y dos perros grandes, incluida una anciana pastor alemán. Era imposible moverse dentro del auto. Condujimos durante 16 horas hasta un pueblo a unos 140 kilómetros de Kiev", comentó.

AFP (imagen referencial)
Lee También >

"Satán": así es el temido misil ruso que podría impactar en 10 objetivos diferentes

Tras eso, decidieron dejar el pueblo y buscaron llegar a la frontera con Polonia. "Decidimos caminar los últimos 17 kilómetros hasta la frontera. Salimos a las 4 am, hacían -7°C. Fue un viaje duro por montañas y ríos. Mis hijos estaban llorando por el frío. Yo también quería llorar, pero no podía rendirme... fue idea mía ir a la frontera", relató.

Sin embargo, contó que su perra de 12 años y medio tenía problemas para caminar "y se caía cada kilómetro más o menos y no podía volver a levantarse. Detuve autos y pedí ayuda, pero todos se negaron. Nos aconsejaron que dejáramos a los perros. Pero nuestros perros son parte de nuestra familia".

Por lo mismo, decidió cargarla en su espalda y se fue turnando con su esposo, quien finalmente no pudo salir del país.

La familia logró cruzar la frontera y llegar a Polonia y Alisa espera que el conflicto se pueda resolver para volver a Kiev. "Mi papá todavía está en la morgue y espero que cuando regrese todavía esté allí. Haré el mejor funeral que pueda", agregó.

[VIDEO] Guerra en Ucrania: El horror de la invasión cada vez más cerca de Kiev