Mundo

Padres ahogaron a su hija recién nacida para evitar que se descubriera que consumían drogas

Getty Images (referencial)
Por T13
El cuerpo de la niña fue enterrado en una zona rural en Estados Unidos; sin embargo la policía sigue con su búsqueda, ya que aún no la han encontrado.

Brandon Thoma, de 31 años, y Taylor Blaha, de 24, fueron detenidos por la policía de la ciudad de Fort Dodge, en el estado de Iowa, Estados Unidos, luego que se descubriera que ambos ahogaron a su hija recién nacida en una tina.

Según se detalló, lo hicieron para evitar que las autoridades encontraran metanfetamina en su sangre y se percataran de que consumían drogas y les quitaran la custodia de su hijo mayor, de dos años de edad.

La pareja fue acusada de asesinato en primer grado por la muerte de la niña.

La afiliada de NBC WHO13, obtuvo una declaración jurada que revela que Blaha dio a luz a una niña el 16 de noviembre pasado en el baño de su casa en la cuadra 900 de Central Avenue, luego de múltiples intentos infructuosos de abortar.

Los informes señalan que la mujer le pidió metanfetaminas a Thoma, quien estaba en el dormitorio, para aliviar su dolor después de dar a luz a la bebé, a quien llamaron Kayleen Lee Blaha.

La pequeña nació viva, "lloró, movió brazos y piernas y al abrir los ojos, Blaha pudo ver que Kayleen tenía los ojos de color café" se detalló en la querella criminal. Asimismo, se indicó que Blaha le dijo a la policía que planeaba darle la niña a su hermana, pero le preocupaba que los vecinos escucharan los gritos y llamaran a la policía.

Las autoridades de Fort Dodge ofrecen una recompensa a quien entregue información que lleve a encontrar los restos de la bebé, que aparentemente fue enterrada en un área rural.

Hijo detalla las últimas horas de vida de su madre que murió tras hacerse una abdominoplastía Facebook / Cristian Lagos Bascuñan
Lee También >

Hijo detalla últimas horas de vida de su madre que murió tras hacerse una abdominoplastía

El asesinato

"[La] pusieron dentro de la tina de baño, la cual estaba media llena con agua, y pusieron sus dos manos en el pecho de la bebé, forzándola a que se hundiera hasta matarla", dice el reporte. 

Thoma puso a la bebé dentro de un contenedor de plástico, que posteriormente botó en un bosque cerca de un puente de la localidad. Sin embargo, los restos no fueron encontrados a pesar de una extensa búsqueda del área.

De acuerdo a la querella, la pareja guardó trozos del cordón umbilical, que fue lo que fortaleció la investigación.

Cabe mencionar que la pareja se encuentra tras las rejas con una fianza de 1 de dólares en efectivo, recoge People.