Mundo

Papa por obispo francés que tuvo una relación con una mujer: “No es el pecado más grave”

AFP
Por AFP | T13
El arzobispo de París, Michel Aupetit, renunció a su cargo, luego que se conocieran correos electrónicos con una mujer que habría sido su secretaria y con quien habría mantenido una relación en 2012.

El Papa Francisco desdramatizó la acusación en contra del arzobispo de Paris, Michel Aupetit, luego de que fuera acusado de mantener una conducta “ambigua” con una mujer en 2012. Pese a que el obispo francés renunció a su cargo, el pontífice defendió su labor.

"Unas caricias, un masaje a su secretaria, esa es la acusación. Hay un pecado ahí, pero no el pecado más grave. Los pecados de la carne no son los más graves", precisó Francisco en conversación con los periodistas.

De todos modos, Francisco opinó que Aupetit "no podía seguir gobernando" a la iglesia de su ciudad porque "su reputación se vio afectada" por los "chismes", que se habían generado por el caso.

Alcaldesa de Quinta Normal denuncia que ha sido acosada por 17 meses por un sujeto Agencia Uno
Lee También >

Alcaldesa de Quinta Normal denuncia que ha sido acosada por 17 meses por un desconocido

"Cuando los chismes crecen y crecen, y afectan la reputación de una persona, esa persona no puede seguir gobernando (...) Y eso es una injusticia. Por eso acepté la dimisión del obispo Aupetit, no sobre el altar de la verdad sino sobre el de la hipocresía", afirmó el papa ante el grupo de periodistas que lo acompañaron en su viaje de cinco días a Chipre y Grecia.

Según el semanario francés Le Point, el arzobispo tuvo ese año una relación íntima y consentida con una mujer, basado en un correo electrónico que habría enviado por error y que no dejaba lugar a dudas. 

"Reconozco que mi comportamiento con ella pudo ser ambiguo, dando a entender así la existencia de una relación íntima y de relaciones sexuales entre nosotros, lo que niego rotundamente", declaró Aupetit a Le Point.

La dimisión "no es una confesión de culpabilidad, sino un gesto de humildad", explicó la diócesis de París.

La renuncia llegó en medio del escándalo en Francia en la iglesia católica después de que una comisión independiente estimara en octubre que sacerdotes y religiosos abusaron de unos 216.000 menores en ese país entre 1950 y 2020.