Mundo

Papa reconoce lucha de Benedicto XVI contra fundador de los Legionarios de Cristo

Francisco pidió el jueves aplaudir a "su predecesor" por haber "luchado solo", como cardenal, para denunciar la pedofilia del mexicano Marcial Maciel.

France Presse

El Papa Francisco pidió el jueves aplaudir a "su predecesor" Benedicto XVI, por haber "luchado solo", como cardenal, para denunciar la pedofilia del poderoso fundador de la congregación mexicana los Legionarios de Cristo, un esfuerzo "que fue bloqueado" por años, dijo.

Con ese pedido el Pontífice respondió a la pregunta de un periodista en el vuelo papal que lo conducía de México a Roma sobre el hecho de que no había recibido a las víctimas del sacerdote Marcial Maciel, el fundador de la influyente congregación, castigado y relevado del sacerdocio bajo el pontificado de Benedicto XVI por haber abusado de menores, llevar una triple vida, con dos mujeres y varios hijos.

El Papa evitó responder a las quejas por no haber querido recibir en México a las víctimas y prefirió rendir homenaje a Joseph Ratzinger, pidiendo un "aplauso" para el papa alemán, por haber sido el primero en denunciar en 2005 la "suciedad" dentro de la Iglesia, cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, recordó.

"Me permito rendir un homenaje al hombre que luchó en un momento que no tenía fuerzas para imponerse, hasta que logró imponerse: Ratzinger", dijo. "El cardenal Ratzinger -un aplauso para él- es un hombre que tuvo toda la documentación. Siendo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe tuvo todo en su mano, hizo las investigaciones y llegó, y llegó, y llegó, y llegó, y no pudo ir más allá en la ejecución", reconoció, en una alusión a la protección que gozaba Maciel bajo el pontificado Juan Pablo II.  

Francisco reiteró "la firmeza" que la jerarquía de la Iglesia entiende observar ante ese fenómeno, un escándalo que desprestigió a la institución y alejó a numerosos creyentes. "Un obispo que cambia un sacerdote de parroquia cuando se detecta una pederastia es un inconsciente y lo mejor que puede hacer es presentar la renuncia, ¿clarito?", afirmó.

El sacerdote mexicano Marcial Maciel. 

Francisco comparó el abuso sexual de un niño por parte de un sacerdote con "un sacrificio diabólico", porque lo destruye. "Quiero decir que es una monstruosidad, porque un sacerdote está consagrado para llevar un niño a Dios", agregó.

Francisco aseguró que actualmente, tras las decisiones de la Santa Sede, la congregación mexicana esta "semi intervenida", dado que el Vicario y dos consejeros son elegidos directamente por el papa. "De tal manera que así vamos ayudando a revisar cuentas antiguas", subrayó.

El papa mencionó el trabajo de la comisión que nombró para la protección de la infancia, un comité de 17 expertos, pero no habló de las críticas que en los últimos meses ha recibido, porque tiene el encargo de desarrollar programas de prevención, pero no de investigar casos individuales.

Según el británico Peter Saunders, miembro de la comisión vaticana y víctima de abusos, la comisión es casi inútil y se siguen encubriendo abusos cometidos por curas.