Mundo

Piñera llegó a Francia para cita con Macron y abordar proceso político en Chile y el COVID-19

Prensa Presidencia
Por AFP
La visita a Francia de Piñera se produce en el marco de una gira por Europa, que también incluye España, Italia, Ciudad del Vaticano y el Reino Unido.

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió este lunes a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, para un almuerzo de trabajo sobre la situación política en el país latinoamericano y la pandemia de COVID-19. 

El dirigente francés, acompañado de su esposa Brigitte Macron, acogió a Piñera al pie de la escalinata del palacio del Elíseo en París. Tras su reunión, está previsto que atiendan a la prensa a partir de las 15:00 horas (10:00 horas en Chile).

Ambos mandatarios abordarán "el proceso político en curso en Chile", así como "el desarrollo sostenible", "la lucha contra la pandemia" y el "refuerzo de las relaciones bilaterales", indicó en un comunicado la presidencia francesa.

La visita a Francia de Piñera, que abandonará el poder en marzo, se produce en el marco de una gira por Europa, que también incluye España, Italia, Ciudad del Vaticano y el Reino Unido.

Según la presidencia chilena, el mandatario busca impulsar la modernización del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea (UE), así como la lucha contra futuras pandemias y contra el cambio climático.

En la víspera, Piñera analizó con las autoridades españolas los avances contra la pandemia. El martes, debe regresar a Madrid para reunirse con el rey Felipe VI y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Boric se suma a solicitud de Amnistía Internacional para que mandatarios europeos emplacen a Piñera Agencia Uno
Lee También >

Boric se suma a solicitud de Amnistía Internacional para que mandatarios europeos emplacen a Piñera

Hasta el 2 de septiembre, un 86,01% de la población, unos 13 millones de personas, completaron su pauta de vacunación en Chile, país que inmuniza con Coronavac, Pfizer, AstraZeneca y CanSino, según cifras de las autoridades.

El viaje se produce también en plenos trabajos de la Convención Constituyente que, desde el 4 de julio y por el plazo de un año, tiene como objetivo redactar una nueva Constitución que remplace la actual, heredada de la era de Augusto Pinochet.