Mundo

¿Por qué La Gioconda recibió un tartazo en el Museo del Louvre?

dw
Por Deutsche Welle
Un visitante del museo parisino que portaba una peluca simuló ser un discapacitado, se levantó de su silla de ruedas y le lanzó una tarta a la famosa obra. En el pasado, La Gioconda ha recibido ataques similares.

La Gioconda, probablemente la pintura más famosa del mundo, fue objeto de un nuevo ataque el domingo (29.05.2022) luego de que un visitante le lanzara una tarta de crema, aunque la obra no se vio dañada gracias al cristal blindado que la protege, según testimonios en las redes sociales.

Varias fotos y videos muestran el cristal de protección de la reputada obra de Leonardo da Vinci manchado con crema, mientras un hombre, que parece ser un guardia del Museo de Louvre, lo limpia.

null
Lee También >

La Gioconda: el detalle aparentemente oculto que revela un nuevo significado de la Mona Lisa

Según varios testigos, un hombre disfrazado con una peluca y que aparentaba ser un discapacitado, se levantó de su silla de ruedas, golpeó el cristal que protege la obra y luego le arrojó el pastel. Finalmente, repartió rosas por todas partes.

"Esto es una locura para mí, pero un hombre vestido de anciana ha saltado de una silla de ruedas y ha intentado romper el cristal a prueba de balas de la Mona Lisa. Luego ha procedido a embadurnar el cristal con tarta y arrojar rosas por todas partes, antes de ser abordado por la seguridad", escribió un usuario de Twitter que presenció el momento.

¿Cuál es el motivo del ataque?

Posteriormente, los encargados de la seguridad del museo atraparon al hombre, de quien aún no se revela su identidad ni motivación de manera oficial. Sin embargo, de acuerdo a las imágenes disponibles en redes sociales, se puede ver al hombre, con su peluca, de pie, siendo escoltado a la salida, mientras lanza proclamas para la protección del planeta.

"Hay personas que están destruyendo la Tierra (...) Los artistas, piensen en la Tierra. Por eso lo he hecho. Piensen en el planeta", afirmó, en francés, el hombre vestido de blanco con gorra y peluca.

Otras imágenes muestran la silla de ruedas detrás del cordón de seguridad que separa la obra del siglo XVI de los visitantes. Ninguna foto o video captó el incidente en sí mismo.

Revisa también este video: