Mundo

Lo que se sabe de la viruela del mono: Cuáles son los síntomas y dónde se ha detectado

Getty Images (Referencial) - Foto de un macaco de Berbería
Por Sebastián Rojas Yeza.
Diversos países de Europa han confirmado la detección de casos de la viruela del mono en las últimas jornadas.

El Ministerio de Sanidad de España y las comunidades autónomas lanzaron una alerta sanitaria tras detectarse ocho casos sospechosos de viruela del mono en Madrid.

Según recogió El País, no se ha logrado identificar un vínculo epidemiológico entre la mayoría de los afectados, lo cual muestra que hay diversas cadenas de transmisión del virus que no han sido identificadas.

La alerta sanitaria española se da luego que Portugal confirmara la detección de tres casos a través de pruebas PCR y, durante este miércoles, la cifra se elevó a cinco y hay una veintena de casos en investigación; y también tras la confirmación de un brote en Reino Unido, donde siete personas figuran como afectadas.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una infección zoonótica rara emergente y potencialmente mortal, la cual puede propagarse a los humanos y suele aparecer en África occidental y central, lugares donde actualmente es endémica.

La enfermedad fue descubierta en 1958, cuando se produjeron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos que eran objeto de investigaciones en laboratorio. Por lo mismo, se le denominó "viruela del mono" o "viruela del simio".

Zoonosis: qué significa y qué tiene que ver la interferencia humana en el origen de las pandemias AFP
Lee También >

Zoonosis: qué significa y qué tiene que ver la interferencia humana en el origen de las pandemias

De acuerdo a lo señalado por The Conversation, la viruela del mono es causada por el virus de la viruela del mono, un ortopoxvirus similar al virus Variola -agente causante de la viruela-, al virus de la viruela bovina y al virus Vaccinia.

Tras la erradicación de la viruela, la viruela del mono es la que más destacada en el sentido de afectar a las comunidades humanas.

¿Cuáles son sus síntomas?

En seres humanos, los síntomas de la viruela del mono son muy similares a los síntomas de la viruela, aunque más leves.

Entre ellos están la fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares, dolores de espalda, escalofríos y agotamiento.

Una de las principales diferencias entre los síntomas de la viruela humana y la del simio es que la segunda produce que los ganglios linfáticos se inflamen.

El período de incubación de esta viruela suele ser de 7 a 14 días, pero se puede reducir a 5 o incluso elevarse a 21.

Además, es normal que se produzcan erupciones cutáneas, las cuales frecuentemente comienzan en la cara y luego se extienden a otras partes del cuerpo, como en las manos y pies. Estas erupciones cambian y se convierten, tras varias etapas, en una costra que termina por desprenderse de la piel. Sin embargo, representan un riesgo como fuente del contagio.

La enfermedad suele durar entre 2 a 4 semanas y su transmisión sería producida a través de la saliva o excreciones respiratorias; o por contacto con lesiones o material de la costra.

De igual manera, las heces también representan otra fuente de exposición.

La viruela del mono no solo es capaz de infectar a humanos, dado que también es posible detectarla en ardillas, ratones, monos y perros de pradera.

Y si bien no hay un tratamiento ni vacuna específica para combatir la enfermedad, la vacunación contra la viruela común -que fue erradicada en la década de los '80'- ha resultado eficaz para su prevención.

¿Dónde se ha detectado la viruela del mono?

Durante la última década, África se ha visto expuesta a un rebrote de la viruela del mono, dado que se han diagonsticado más casos de esta enfermedad desde el 2016 que en los 40 años anteriores.

Nigeria, por ejemplo, registró 558 casos y ocho muertes en 32 estados entre los años 2017 y 2022.

Actualmente, los nuevos brotes, que afectan particularmente a países de Europa, se han detectado en Reino Unido, Portugal y España.

Se teme que se esté produciendo una circulación del virus de forma comunitaria, lo cual haría difícil -sino imposible- tener una trazabilidad eficaz para evitar una mayor propagación.

Hasta el momento no se ha confirmado que el caso haya llegado al continente americano. Pero Estados Unidos sí posee antecedentes de haber detectado casos en la primera década del 2000.

[VIDEOS] Ante el Congreso de EE.UU.: Pentágono reconoce 400 encuentros con Ovnis