Mundo

Un sacerdote y dos dominatrices denunciados por vandalismo tras realizar un trío en una iglesia

St Tammany Parish Sheriff's Office
Por T13
El abogado de Mindy Dixon y Melissa Cheng dijo que la conducta de sus representadas fue "privada y legal".

Pearl River, un pueblo en Luisiana, vive un escándalo después de que se conociera que un sacerdorte se filmó realizando prácticas sexuales con dos dominatrices en el altar de la iglesia católica Saints Peter and Paul.

De acuerdo a la prensa local, un transeúnte fue testigo del hecho que involucra al cura Travis Clark y a las trabajadoras sexuales Mindy Dixon y Melissa Cheng, quienes en primera instancia fueron denunciados por obsenidad.

Los cargos se redujeron a vandalismo, pero el abogado de las mujeres aseguró que la conducta de sus representadas fue "privada y legal".

La policía, por su parte, encontró juguetes sexuales, iluminación y equipos de grabación cuando arrestó al grupo.

Un sacerdotre y dos dominatrices denunciados por trío en iglesia

El representante de las dominatrices fue más allá en su defensa y aseguró: "El hecho de que no te guste algo no lo convierte en un delito. Mis clientas esperan con ansias su día en la corte mientras continuamos luchando contra esta acusación infundada".

De acuerdo al defensor, la filmación del video sexual —o del "juego de roles", como lo llamaron ambas trabajadoras— fue a puertas cerradas y el "culpable" fue la persona que miró hacia adentro desde la ventana y llamó a los uniformados.

"Entiendo que la gente puede estar molesta por esta situación, pero eso no hace que esta conducta sea ilegal o criminal de ninguna manera. Suplicaría a cualquiera que busque emitir un juicio que dirija su energía a otra parte", escribió Melissa Cheng en su cuenta de GoFundMe.

Al día siguiente de su arresto, Travis Clark, de 37 años, fue separado de la iglesia y el altar fue quemado.

El arzobispo encargado de "renovación", dijo que lo que estaban haciendo era "ahuyentar el espíritu maligno" cuando la Iglesia ha sido "profanada".