Mundo

Seis diplomáticos de China abandonan Reino Unido tras incidente

dw
DW
Por Deutsche Welle
Su salida se da luego de una agresión a un manifestante en el norte de Inglaterra, captada por videos hechos virales.

Seis diplomáticos del Consulado de China en Mánchester abandonaron el Reino Unido tras verse implicados en una agresión en octubre a un activista que manifestaba por la democracia en Hong Kong, informó el miércoles (14.12.2022) el ministro británico de Relaciones Exteriores, James Cleverly.

"Los actos de violencia cometidos en el Consulado de China en Mánchester son inaceptables", tuiteó Cleverly. "Seis funcionarios del consulado chino, incluido el cónsul general, han abandonado el Reino Unido tras el indignante incidente de octubre", agregó. Los diplomáticos fueron llamados a su país por las autoridades de Pekín, explicó.

El Gobierno británico había defendido el pasado fin de semana su decisión de no expulsarlos con base en los vídeos de la agresión que se volvieron virales en las redes sociales y esperar a las conclusiones de una investigación policial para determinar si los diplomáticos participaron en el apaleamiento del manifestante en Mánchester.

Manifestantes en Perú vandalizan municipio en región de Cusco DW
Lee También >

Manifestantes en Perú vandalizan municipio en región de Cusco

¿Qué causó esto?

La agresión tuvo lugar en esa ciudad del norte de Inglaterra el 16 de octubre, día de la apertura del congreso del Partido Comunista en Pekín.

Un grupo de personas protestaba frente al Consulado de China en defensa de los derechos democráticos en Hong Kong. Uno de ellos, Bob Chan, afirmó después que había sido violentamente apaleado por hombres que salieron de la legación diplomática. "Me metieron dentro, me golpearon", denunció.

"Fue una barbaridad. Estoy muy preocupado por mi seguridad y tengo pesadillas sobre lo que les puede ocurrir a mis familiares" en Hong Kong, dijo este hongkonés residente en el Reino Unido desde marzo de 2021.

Un vídeo de la agresión muestra a un grupo de hombres golpeando a otro tendido en el suelo tras la verja del consulado, dentro del recinto de la legación diplomática. Anteriormente, según las imágenes, ese mismo grupo había destrozado las pancartas del grupo de manifestantes en la calle.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Wang Wenbin, aseguró días después que los manifestantes habían "entrado ilegalmente" en el Consulado de China en Mánchester.

En una carta a la Policía local, el cónsul general Zheng Xiyuan se quejó de que esta no hubiese intervenido con prontitud para evitar que los manifestantes "asaltaran" la legación, pero él mismo fue acusado por diputados británicos de la agresión a Chan.