Mundo

Siria denuncia "agresión" de EE.UU tras bombardeos y advierte que traerá "consecuencias"

AFP
Por AFP | T13
Al menos 22 combatientes murieron en ataques estadounidenses contra milicias proiraníes en el este de Siria, en la primera operación militar de la administración de Joe Biden en represalia a cohetes lanzados contra sus tropas en Irak.

El gobierno sirio denunció este viernes una "agresión" de Estados Unidos por los bombardeos contra milicias proiraníes en Siria, que calificó de "mal augurio" sobre la política de la administración de Joe Biden.

"Esta agresión constituye un signo de mal augurio sobre las políticas de la nueva administración estadounidense", indicó en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores sirio.

El comunicado agregó que los ataques violan el derecho internacional y "traerán consecuencias que agravarán la situación en la región", según consignó NBC News. 

Al menos 22 combatientes murieron en ataques estadounidenses contra milicias proiraníes en el este de Siria, en la primera operación militar de la administración de Joe Biden en represalia a cohetes lanzados contra sus tropas en Irak.

El departamento de Defensa dijo que había llevado a cabo ataques aéreos en un punto de control fronterizo entre Siria e Irak utilizado por esos grupos, destruyendo "múltiples instalaciones".

"Estos ataques fueron autorizados en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal", dijo el portavoz John Kirby en un comunicado. 

Con este ataque, Biden envió "un mensaje inequívoco de que actuará para proteger a los estadounidenses", aseguró la Casa Blanca.

El departamento de Defensa dijo que el objetivo eran facciones de la poderosa coalición de paramilitares iraquíes respaldados por Irán de Hashd al Shaabi, Kataeb Hezbolá y Kataeb Sayyid al Shuhada.

Kataeb Hezbolá, uno de los grupos más radicales, calificó los ataques de "agresión bárbara" y "crimen atroz que viola el derecho internacional".

Los ataques destruyeron tres camiones de municiones que llegaban de Irak en un puesto de fronterizo ilegal al sur de la ciudad siria de Bukamal, según la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).