Mundo

Taiwán dice que policía haitiana detuvo 11 sospechosos de asesinato de Jovenel Moïse en su embajada

AFP
Por AFP
Desde la embajada taiwanesa explicaron que apenas las autoridades haitianas solicitaron intervenir en el recinto, dio luz verde "sin dudarlo".

Taiwán anunció este viernes que 11 sospechosos buscados en la investigación sobre el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise irrumpieron en el perímetro de su embajada en Puerto Príncipe, antes de ser detenidos por la policía local.

La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joanne Ou, dijo que la embajada se cerró el miércoles "por motivos de seguridad" tras el asesinato.

"El 8 (de julio) de madrugada la seguridad de la embajada descubrió que un grupo de hombres armados había entrado por la fuerza en el patio de la embajada", declaró a la AFP. "El personal de seguridad informó inmediatamente al personal de la embajada y a la policía haitiana".

[VIDEO] 28 sospechosos y 17 detenidos: Haití busca a los asesinos del presidente Jovenel Moise T13.cl
Lee También >

[VIDEO] 28 sospechosos y 17 detenidos: Haití busca a los asesinos del presidente Jovenel Moïse

"A petición del gobierno haitiano, y para ayudar a la detención de los sospechosos, la embajada ha dado permiso a la policía haitiana para entrar en el perímetro de la embajada", prosiguió.

En un comunicado publicado en su página web, la embajada de Taiwán en Puerto Príncipe describió a los hombres como "mercenarios" y sospechosos del asesinato.

"La policía lanzó una operación sobre las 16H00 (20H00 GMT del jueves) y logró detener a 11 sospechosos", explicó la embajada en su comunicado.

"La operación se llevó a cabo eficazmente", prosigue la embajada, que califica también el asesinato de "cruel y bárbaro".

La embajada de Taiwán en Haití se encuentra cerca de la residencia donde el presidente fue asesinado.

Haití es uno de los 15 países del mundo que otorga reconocimiento diplomático a Taiwán, en vez de a la República Popular China.

Pekín considera a Taiwán como parte de su territorio pese a que la isla ha seguido su propio destino desde 1949.

Las relaciones se deterioraron con la llegada al poder en Taiwán en 2016 de la presidenta Tsai Ing-wen, procedente de un partido tradicionalmente hostil a Pekín, que intenta aislar internacionalmente a Taipéi.