Mundo

Ucrania: sube a 89 cifra de soldados rusos muertos en ataque

dw
DW
Por Deutsche Welle
Los militares, en su mayoría recién movilizados, estaban apostados en un edificio que quedó destruido, pues la munición almacenada en él detonó durante el ataque.

El ministerio de Defensa de Rusia elevó el miércoles (03.01.2023) hasta 89 el número de soldados rusos muertos en un bombardeo ucraniano en la localidad de Makéyevka, en la región anexionada de Donetsk, en el este de Ucrania.

"El número de nuestros camaradas muertos sube hasta 89", dijo el teniente general Serguéi Sevriukov en un video publicado por el Ministerio de Defensa, y precisó que uno de los principales motivos del ataque fue "el uso de los teléfonos móviles" por parte de los soldados.

Ucrania atacó una base provisional en Makéyevka a las 00.01 horas del 1 de enero, utilizando sistemas de cohetes HIMARS suministrados por Estados Unidos, dijo Sevryukov.

En un anuncio extremadamente inusual, Rusia dijo el lunes que 63 soldados habían muerto en el ataque de Makéyevka, la mayor pérdida de vidas en un solo ataque comunicada por Moscú desde el inicio de la ofensiva el 24 de febrero.

La admisión de las cuantiosas pérdidas se produjo después de que los corresponsales de guerra rusos, que han ganado influencia en los últimos meses, acusaran a los altos mandos rusos de una incompetencia fatal.

Kiev asumió la responsabilidad del ataque, y los militares ucranianos dijeron que el número de muertos era mucho mayor.

Sevryukov también afirmó el miércoles que fue el uso de teléfonos móviles por parte de los soldados lo que provocó el mortal ataque. "Una comisión está trabajando para investigar las circunstancias de lo ocurrido", dijo.

Celulares los delataron

"Pero ya es obvio que la razón principal... fue el encendido y uso masivo por parte del personal de teléfonos móviles al alcance de las armas enemigas, en contra de la prohibición".

 Afirmó que se están tomando medidas para garantizar que este tipo de incidentes no vuelvan a producirse en el futuro, y que todos los responsables serán castigados.

Sevryukov declaró asimismo que Rusia había destruido el sistema de lanzamiento múltiple de cohetes ucraniano utilizado en el ataque a Makéyevka.

Los ataques también habían destruido otros cuatro lanzadores HIMARS, además de matar a 200 mercenarios ucranianos y extranjeros en la ciudad de Druzhkivka, en la región oriental de Donetsk, dijo.

Ese mismo día, las autoridades ucranianas afirmaron que los ataques rusos en Druzhkivka habían causado la muerte de una persona y destruido una pista de patinaje sobre hielo.

Los corresponsales de guerra rusos han acusado a los mandos militares de no aprender de los errores del pasado y de intentar echar la culpa a las tropas.

Afirmaron que los soldados, en su mayoría rusos recién movilizados, estaban apostados en un edificio desprotegido que quedó destruido porque la munición almacenada en él detonó durante el ataque.

Las primeras medidas de Lula en Brasil: