Mundo

Venezuela elimina seis ceros a su moneda, disuelta por la hiperinflación

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
A partir de hoy, 5.000.000 de bolívares soberanos equivalen a 5 bolívares digitales. Se trata de la tercera reconversión en 13 años.

En la tercera reconversión en trece años como consecuencia de la hiperinflación, este viernes (01.10.2021) Venezuela dio la bienvenida al nuevo cono monetario, al entrar en vigor la reconversión anunciada por el Gobierno el pasado 5 de agosto y con la que se amputaron seis ceros al bolívar, hasta hoy llamado soberano y a partir de ahora, digital.

Esta reconversión entierra a la moneda que vio la luz en 2018 y que fue devorada por el aumento de los precios hasta llegar a carecer casi de valor y, por tanto, desaparecer de las calles, dando paso a una dolarización de facto que el Ejecutivo de Nicolás Maduro trató de evitar sin éxito. A partir de ahora circula una moneda de un bolívar y billetes de 5, 10, 20, 5 y 100 bolívares. La máxima denominación equivale a unos 24 dólares.

AFP
Lee También >

Estudio internacional: A un 76,6% aumenta la pobreza extrema en Venezuela

Muchos comercios habían adoptado la nueva expresión monetaria en la mañana. Cafeterías ya daban los precios en nuevos bolívares. "Hice compras esta mañana sin problemas", explicó a la AFP Josefina Galindo, empleada doméstica. "Los nuevos precios estaban arriba de los viejos y con el precio en dólares", moneda preferida para cualquier transacción en medio de la erosión del bolívar local.

Tres de cada cuatro hogares en la pobreza extrema

Sin embargo, la escasez de los nuevos billetes en las calles es, por ahora, casi total y muchos cajeros siguen en desuso o abandonados. Estos cajeros han ido perdiendo de manera progresiva su actividad a lo largo de los últimos años, debido a que el billete de más alta denominación (el de un millón) prácticamente no tenía capacidad de compra, al representar apenas 25 centavos de dólar. Pese a ello, la vieja moneda seguirá unos meses en circulación.

Actualmente, tres de cada cuatro hogares venezolanos viven en pobreza extrema, con ingresos insuficientes para cubrir sus necesidades alimenticias, según los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, coordinada por una de las principales universidades del país, la Universidad Católica Andrés Bello. El PIB de Venezuela ha caído un 80 por ciento desde 2013, por la baja de su producción de crudo y de los precios del oro negro, pero también por la mala gestión y la crisis política.

DZC (EFE, AFP)