Mundo

"Tengo miedo": Ex pareja de hombre condenado por "pornovenganza" sigue sufriendo por filtraciones

@fregapaula
Por T13
Paula Sánchez Frega acusó que un chat de Telegram estaba difundiendo material que había sido viralizado previamente por su ex pareja, Patricio Pioli, quien fue condenado a cárcel en Argentina.

Paula Sánchez Frega sigue sufriendo. La mujer que fue víctima de “pornovenganza” de parte de su ex novio, Patricio Pioli, se ha visto perjudicada por una nueva viralización de contenido íntimo sin su consentimiento.

Durante la semana pasada, el tatuador Patricio Pioli fue condenado a cinco años de prisión por ejercer violencia de género en contra de su ex pareja y, además, haber difundido material íntimo si consentimiento, en La Rioja, Argentina.

El caso y su posterior fallo significó un hecho histórico para la legislación en Argentina.

null
Lee También >

El país en el que ser una víctima de pornovenganza te puede llevar a la cárcel

Sin embargo, este martes, TN reportó que Paula Sánchez Frega ha vuelto a ser víctima de la filtración y difusión de material audiovisual íntimo, a través de un grupo de chat en Telegram, al que ella ingresó posteriormente para señalar que si continuaban con la situación lo denunciaría ante la justicia.

De igual manera, reconoció que le bajaron su cuenta de Instagram tras un posteo en el que cuestionó que su ex pareja fue puesto en prisión domiciliaria.

“La cuenta de Instagram la tengo desde 2016 y nunca me pasó. Yo quise entrar y el sistema me dice que la cuenta está inhabilitada. Los que no se dan cuenta quienes denunciaron mi cuenta de Instagram es que yo con la cuenta trabajo, tenía trabajos pendientes, es mi herramienta de trabajo”, cuestionó.

Sobre lo mismo, afirmó que “creo que se trata de personas que denunciaron mi cuenta, gente resentida como lo es mi ex pareja. Evidentemente les molesta que hable, en esa cuenta yo tenía también muchísimos periodistas, por lo cual cada vez que yo ponía algo eso se replicaba en algún lugar y les vino bastante bien para que tenga que callarme, es una vergüenza lo que me hicieron”.

“En La Rioja los jueces deberían haber mandado a Pioli a la cárcel a esperar que quede firme la sentencia. Tengo miedo, pero trato de no salir y estoy todo el día encerrada. En todo este tiempo salí una sola vez”, reconoció.

Además, agregó que “tengo miedo de que venga me rompa la una puerta, me rompa una ventana, entre y hagan algo con mi gato, porque él lo maltrataba. Por eso no puedo tampoco salir”.