Nacional

Casa de cambio se querella contra jefe de sucursal en El Golf por millonario hurto

df_v2
Por Diario Financiero
Empresa Apex acusa al ex funcionario de confianza de robar más de 96 millones de pesos.

La empresa AFEX, que se define como una de las más destacadas casas de cambio de divisa extranjera en el país, se querelló en contra de quien fuera el jefe de su sucursal en la avenida El Bosque Norte, en el barrio El Golf, por un millonario hurto.

Según la acción judicial, el demandado era un empleado de la absoluta confianza de la compañía, con más de 20 años en la misma. “El día 9 de diciembre recién pasado, a eso de las 11 horas, el querellado -sin justificación alguna- se retiró de la sucursal sin mediar aviso previo, resultando imposible contactarlo a través de su teléfono celular”, dice la querella, en la cual se añade:

“A eso de las 17 horas, al momento de verificar el dinero disponible en el local, nos percatamos de un faltante de caja de $ 96.025.852 (entre pesos chilenos, dólares americanos y euros), dando aviso de inmediato a la policía, la que se constituyó a través de la Brigada de Robos de la PDI (BIRO), constatando por medio de las cámaras de seguridad de la sucursal, que el imputado, antes de retirarse de la misma, había sustraido una importante suma de dinero guardando los correspondientes fajos de billetes en una mochila, para luego retirarse del lugar con destino desconocido”.

En la acción judicial se detalla que, a eso de la 1 de la madrugada del 10 de diciembre, la administración de AFEX recibió un aviso de la policía, informando que el querellado se encontraba en un avión con destino a Estados Unidos, vía Bogotá, momento en el que fue detenido previa orden verbal expedida por el tribunal, formalizándosele por el delito de hurto agravado, quedando con arresto domiciliario total.

“A la fecha nos encontramos realizando una serie de indagaciones para definir y determinar con exactitud la data aproximada a partir de la cual el querellado habría estado cometiendo este ilícito”, detalla la querella. El escrito agrega que “es importante destacar, que el imputado no solo contaba con la confianza de los dueños de AFEX para actuar provisto de un manto de impunidad, sino que también gozaba de las facultades necesarias para poder ocultar el ilícito que estaba perpetrando, en especial, adulterando los registros contables de la compañía”.