Nacional

Caso secta de Colliguay: cinco años de cárcel para la madre del lactante asesinado

Agencia Uno
El fallo del Juzgado de Garantía de Quilpué dicta que Natalia Guerra, junto a Pablo Undurraga, no son merecedores de penas sustitutivas, por lo que deberán cumplir el plazo en prisión.

El Juzgado de Garantía de Quilpué dictó condenas para los siete implicados en el caso de la secta de Colliguay, donde en 2012 dieron muerte a un bebé de dos días, quien fue entregado al sacrificio a solicitud de su líder Ramón Castillo Gaete, conocido como “Antares de la Luz”, quien se suicidó en 2013 en Cusco.

Natalia Guerra (en la foto), culpable del delito de parricidio consumado al lanzar a su hijo Jesús a la hoguera, y Pablo Undurraga, mano derecha de "Antares" y quien fue sentenciado por homicidio calificado, recibieron una pena de cinco años y no son merecedores de penas sustitutivas, por lo que deberán cumplir el plazo en prisión.

David Pastén, Karla Franchi, María Pilar Álvarez, Carolina Vargas y Josefina López, encubridores del delito, recibieron tres años, los que cumplirá bajo libertad vigilada intensiva.

Agencia Uno

En la lectura del fallo, la jueza enumeró una serie de episodios que, a su entender, le permitían entender que los imputados tenían “conciencia del ilícito” y descartar así las versiones de trastornos siquiátricos de las defensas.

También rechazó los argumentos que hacían referencia a que existía un “miedo insuperable” a Castillo y subrayó que estaban en “plena libertad de acción”, lo que comprueba que otras personas abandonaron la secta y el libre contacto que tenían con el exterior