Nacional

Diplomas falsos: Los desconocidos detalles tras la muerte de mujer en clínica estética clandestina

T13
Por T13
Leslie Vergara murió en febrero tras someterse a una intervención estética en una clínica clandestina de Las Condes. Existen tres imputados que están en prisión preventiva, pero cuyo actuar durante esa fatídica noche de verano fue revelado por Reportajes T13.

Leslie Vergara murió hace 10 meses tras someterse a una intervención estética en una clínica clandestina ubicada en Las Condes, Región Metropolitana.

Por el caso existen tres imputados, Teresa Díaz (75) y sus hijos Mónica Flores (54) y Jorge Flores (51), quienes son investigados por la Fiscalía Metropolitana Oriente y se mantienen en prisión preventiva; y en torno a las circunstancias de la muerte de la mujer existían detalles que eran desconocidos hasta ahora.

Reportajes T13 reveló una serie de antecedentes manejados en la investigación y que dan cuenta del actuar de los tres imputados y los últimos minutos de vida de Leslie Vergara.

Durante el 1 de febrero de 2022, Leslie ingresó al centro estético clandestino para un tratamiento de aumento de glúteos, donde se aplicaría una segunda inyección de, supuestamente, colágeno. Sin embargo, a los pocos minutos aparecieron complicaciones de salud.

Mónica Flores, en su declaración, señaló que se había habilitado el comedor para poder hacer la intervención, donde su madre, Teresa, era la que quedaba a cargo, instalando una sábana sobre el sofá. Ahí se atendía a los pacientes.

Tras los problemas de salud presentados por la mujer, los otros integrantes de la familia intentaron reanimarla, aplicándole un tubo de oxígeno que adquirieron cuando Jorge Flores y Teresa Díaz enfermaron por COVID-19.

En esa línea, no se sabe si el artefacto estaba esterilizado, ni cuando fue utilizado ni el tiempo en que duró la maniobra.

Fue un vecino, que fue alertado por los gritos de los supuestos médicos, quien terminó por insistir en que la llevaran a un hospital.

En su declaración señaló que los acusados "estaban arrastrando a una persona de sexo femenino hacia un vehículo (...) A su vez, también logré observar a Teresa, quien es la madre de Jorge y Mónica, ella le estaba propinando bofetadas a la mujer en el rostro para poder mantenerla despierta mientras le suministraban oxígeno, recuerdo que ella todavía respiraba, por lo que Teresa no quería llevar a la víctima a la clínica, solo quería estabilizarla en el lugar".

Finalmente, la llevaron a la Clínica Cordillera durante la noche de dicha jornada, lugar al que ingresó sin signos vitales. Había muerto.

La caída de las mentiras: Diplomas falsos y un intento por ocultar evidencia

Luego que Leslie fuera ingresada a la Clínica Cordillera, una amiga, Javiera, llegó hasta el centro estético clandestino para ir a buscarla, puesto que era la única que sabía dónde estaba en ese momento.

Sin embargo, Jorge la atendió cuando volvía desde el recinto de salud y le señaló que había convulsionado, que se había sentido mal. Le mintió, puesto que le señaló que estaba bien, pero en realidad Leslie ya había muerto.

Cámaras de seguridad lograron captar que esa misma noche, Jorge Flores ingresó a una bodega de un edificio en la misma comuna, donde dejó diversas evidencias, como la agenda donde se programó la hora de Leslie, jeringas plásticas que tenían un líquido transparente y botellas con al etiqueta "aceite de silicona".

Pero eso no fue todo, dado que se encontraron tres diplomas que daban cuenta que los imputados estaban titulados de medicina general en la Universidad de Tarapacá, con fechas 2001, 2012 y 2013.

A veces graves: Cuáles son los efectos secundarios del prometedor medicamento contra el Alzheimer Getty Images (Referencial) - Revisión de un escáner cerebral
Lee También >

A veces graves: Cuáles son los efectos secundarios del prometedor medicamento contra el Alzheimer

Pero desde la casa de estudios señalaron que "la carrera de medicina se comenzó a impartir el año 2016, por lo cual los primeros alumnos egresados obtendrán su título a partir del año 2023. Es por este motivo que los diplomas de las personas antes mencionadas corresponderían a "instrumentos falsificados". 

Otro diploma también fue encontrado, donde Teresa Díaz figura como titulada de médico cirujano en la Universidad de La Frontera en 1975, pero para ese entonces la institución académica no existía.

Todo fue reconocido por una de las acusadas.

Por lo pronto, los tres imputados siguen cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva y están acusados de homicidio, ejercicio ilegal de la profesión y uso malicioso de instrumento público. Eso mientras que Jorge Flores, además, está enfrentando cargos por obstrucción a la investigación por el eventual ocultamiento de evidencia.