Nacional

Desde una botella en el inodoro a las plantas que compramos: ¿Cómo ahorrar agua en nuestras casas?

GETTY IMAGES
Por Pablo Cádiz
"Llevamos muchos años con una cultura de abundancia", señala el académico de la UC, Guillermo Donoso, quien entrega recomendaciones para disminuir nuestro consumo, en medio del panorama de sequía que enfrenta Chile.

"Llevamos muchos años con una cultura de abundancia del agua", señala Guillermo Donoso, profesor del departamento de Economía Agraria de la UC.

El académico es un experto en el tema. Sin ir más lejos, en enero de 2019 fue elegido como director del Executive Board del IWRA, una asociación académica mundial que reúne a expertos e investigadores de diversas disciplinas para abordar el uso sostenible de los recursos hídricos en el mundo. 

El tema ha ido cobrando relevancia en las últimas semanas, donde existe preocupación entre las autoridades por la megasequía que enfrenta el país, luego que el 2019 se transformara en uno de los años con menores precipitaciones desde que existe registro, lo que llevó a La Moneda a decretar escasez hídrica en 129 comunas entre Coquimbo y el Maule. 

Aunque el consumo hídrico en nuestro país está principalmente en las áreas forestales y agrícola (59% y 37%, respectivamente, según datos de la Fundación Chile) y solo un 2% corresponde a uso domiciliario, hay una serie de acciones sencillas que podemos realizar en nuestras casas para reducir nuestro consumo y colaborar en este panorama.

"Cuando mencionamos la 'cultura de la abundancia' nos referimos a que usamos el agua sin mayor conciencia de la escasez relativa que tiene ese recurso en el país. Y eso uno lo observa en el comportamiento ciudadano común, por ejemplo con sistemas de riego de los jardines que no son los mejores, regar a horas que no son las convenientes, regar las veredas; y el uso doméstico en las casas, que todavía tenemos un cultura de que no es necesario reducir el consumo de agua. Entonces si uno compara niveles de consumo de nuestro país con otros países semiáridos a nivel domiciliarios estamos muy por encima de lo que consume un hogar en esos países", explica Donoso. 

¿Y por qué preocuparnos sobre el consumo domiciliario si el mayor uso está en otros sectores? Sobre esto, Donoso señala que "en otras industrias se observa un poco más la preocupación y la tarea que están haciendo. Hay diversos avances, dependiendo de la industria, pero donde pocos avances se observa es a nivel ciudadano, que probablemente viene de generaciones acostumbradas a tener agua".

¿Qué hacer con lo que se pierde mientras esperamos que salga agua caliente?

Donoso explica que debido a que los calefont y los sistemas de calentamiento de agua ya no están en el baño, sino que están fuera por razones de seguridad, el agua se demora más tiempo en calentarse.

"Entonces llevo varios minutos con la ducha corriendo hasta que el agua llega a la temperatura que yo quiero. En eso estamos gastando mucha agua. Una medida simple es prender la ducha y poner un balde. Con el agua que acumulaste en el balde puedes llenar los inodoros y usarlo en otras cosas", explica. 

La alternativa casera a los inodoros de "doble botón"

El inodoro es uno de los lugares a los que debemos prestar atención. Si nuestro baño es antiguo, es probable que gaste hasta 18 litros por descarga. Si tiene menos de 10 años, debería gastar entre 8 a 10 litros por descarga. O sea, si lo usamos cinco veces al día, utilizaremos 50 litros de agua. 

Una de las alternativas que ha entregado el mercado para disminuir el uso de este recurso son los inodoros de doble descarga, que permiten fraccionar el uso del agua según el tipo de desecho que queremos eliminar.  El estándar despacha 4 litros en una media descarga y 6 en una descarga completa. 

Sin embargo, existe una "forma artesanal" de lograr el mismo efecto: "poner una botella de agua llena dentro del estanque, así gastan menos agua y  el estanque funciona igual de bien", explica el académico. 

Otro aspecto MUY IMPORTANTE es verificar que nuestro baño no tenga filtraciones. Y si las tiene, recurrir a un gasfiter cuanto antes. 

¿Se puede regar con el agua de la lavadora?

Recuperar las denominadas "aguas grises" es una buena alternativa.

"Depende de la concentración, pero no es mayor problema regar con ellas", explica el académico.  

¿Duchas de 3 minutos?

Fue el 22 de marzo de 2019, como parte del Día Mundial del Agua, que el gobierno lanzó una campaña donde llamaba a ducharse en tres minutos, apuntando a que cerca de un 60% del consumo domiciliario se vinculaba al baño.

¿Se puede tener una ducha de tres minutos? El experto señala que "tal vez no estoy cómodo con tres, pero bajando a algo cercano a 10 o un poco menos de 10, uno igual tiene  los beneficios y el sentimiento agradable de una ducha. Lo que hay que evitar son duchas de 15 minutos, 20 minutos, que sí existen".

Con todo, Donoso explica que "el número de 3 minutos no es sacado aleatoriamente. En Australia, que tuvo la sequía del milenio, muy severa, establecieron muchas medidas, una de las cuales fueron duchas de 3 minutos. Esa cultura prendió y hasta el día de hoy, cuando no están en sequía, siguen usando medidas como esa. A un australiano en general no se le ocurriría ducharse más de 3 o 4 minutos. Eso genera mucho ahorro de agua".

¿Y cuánto se gasta en una ducha?

  • 3 minutos: 36 litros
  • 5 minutos: 60 litros
  • 10 minutos: 120 litros 

Ahorrar agua mientras cocinamos

Cocinar al vapor es una alternativa para reducir el consumo de agua. Sin embargo, no es la única. 

Estas son recomendaciones del gobierno. 

No da lo mismo la planta que plantas

Se ha instalado la idea de que plantar un árbol o tener plantas contribuye a la lucha contra el cambio climático. Si bien esto es cierto, los expertos recomiendan prestar atención a consumo de agua de las especies que adquirimos para nuestras terrazas y patios, siendo los cactus y suculentas unas de las mejores alternativas. 

"Si estoy en un ambiente mediterráneo, semiárido tratemos de usar flora más nativa o adecuada para esa zona en términos de consumo de agua. Luego, una vez que tengo elegidas las plantas, el tema es cómo riego, porque muchas veces uno llena el macetero hasta el tope o echa agua hasta que empieza a salir del fondo", señala el académico.

Donoso agrega que es clave "saber cuánta agua realmente necesitan mis plantas. Hagamos la tarea de saber en qué momentos debemos regar; no debemos regar todos los días. Entonces, teniendo más verde, tengo mayor responsabilidad para fijarme en las necesidades de agua de la planta y el cómo regar y en qué oportunidad regar".

-¿Qué árboles debería plantar para realmente contribuir al medio ambiente?

"Lo que uno debería buscar es o arbustos es usar vegetación que es de esa zona, que está más adaptada a las condiciones climáticas con las cuales vivimos, que tiene más capacidad de adaptarse a menor disponibilidad de agua. Hay que evitar aquellos árboles que son de mucho consumo de agua, que requieren agua permanentemente", dice

-¿Qué especies son más eficientes en cuanto al consumo de agua?

"Uno típico y que está creciendo en su demanda son los cactus. Hay una diversidad de cactus con flores muy bonitas, atractivas, es una especie distinta. Yo no iría con especies más bien importadas, ajenas a nuestra zona original. También las suculentas". 

¿Cuánta agua gastamos en nuestro hogar?

Se estima que una persona gasta, en promedio, 170 litros de agua por día. Una cifra que incluye el consumo para alimentación, aseo y, principalmente, lo que ocupamos durante las duchas. 

En esta calculadora del gobierno puedes saber cuánta agua se destina en tu domicilio. Haz click en este enlace o en la foto desplegada a continuación.