Nacional

Detienen a hombre que estafaba a adultos mayores: Los engañaba para transferir dinero al extranjero

Cedida por PDI - Hombre estafaba a adultos mayores en Las Condes
Por T13
El individuo engañaba a sus víctimas, ofreciendo un supuesto convenio con la Municipalidad de Las Condes y terminaba por transferir altas sumas de dinero a cuentas en el extranjero.

Personal de la PDI logró la detención de un hombre que se dedicaba a estafar a adultos mayores en Las Condes, a quienes les ofrecía un supuesto convenio con la Municipalidad de la comuna.

El subprefecto Leonardo Henríquez Díaz, de la Brigada Investigadora de Robos Metropolitana Oriente de la PDI, señaló que el sujeto, de nacionalidad dominicana y en condición irregular en el país, "captaba  a personas de la tercera edad fuera de entidades bancarias, supermercados, cajas de compensación".

"Les ofrecía un convenio que supuestamente mantenía con la Municipalidad de Las Condes, la gente accedía, pero el pago tenía que hacerse a través de tarjeta de crédito, ese instante era utilizado por este sujeto para obtener las claves personales de los afectados y girar altas sumas de dinero, las cuales iban a dar a cuentas en el extranjero", precisó.

"Nuestra investigación se basó en 15 delitos de estafa y uso malicioso de instrumento privado, en la cual se logró establecer fehacientemente su participación y por eso fue formalizado", dijo el subprefecto.

Pailita pasó toda la noche ayudando en puntos de acopio en Viña del Mar: Instagram @pailita.k7k - Pailita en un punto de acopio
Lee También >

Pailita pasó toda la noche ayudando en puntos de acopio en Viña del Mar: "Preocúpense de ayudar"

En esa línea, indicó que "muchas de las personas afectadas llamaron al número de emergencias de la comuna de Las Condes, por cuanto este sujeto decía que tenía un convenio, entonces mucha gente llamó reclamando por esta persona que estaba realizando este tipo de delito".

El sujeto cometía los delitos al interior de un automóvil, un taxi reglamentario que era propiedad de una pareja de él, instancia en la que aprovechaba de obtener la tarjeta de crédito y las claves de los afectados y transferir dinero a cuentas en el extranjero.

Lo anterior excusándose en pedir un "pequeño" pago por "la carrera" que hacía trasladando a sus víctimas, pero en realidad terminaba transfiriendo altas sumas de dinero, de hasta $2 millones.