Nacional

El 2020 está a sólo una ola de calor de alcanzar el récord del 2019

Agencia Uno
Por T13
A un mes que termine el año y a solo semanas que comience oficialmente el verano, presentamos algunos consejos para llevar mejor el calor.

De acuerdo con un pronóstico estacional emitido por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), el año 2020 está a sólo una ola de calor de alcanzar el récord que, hasta el momento, ostenta el 2019; que se coronó como el año con más eventos de este tipo en Santiago.  Esto luego de concretarse la duodécima ola de calor de la presente añada en la capital de Chile durante el pasado fin de semana largo de octubre.

Lo más probable es que durante los meses de noviembre y diciembre se supere la marca vigente gracias a las tardes más cálidas de lo normal que se ha venido experimentando en la capital y otras regiones de Chile, entre los meses de octubre y noviembre.

Se esperan temperaturas entre 29 a 33°, en la región Metropolitana, durante los próximos días, por lo que es conveniente tomar las precauciones para afrontar de la mejor manera el calor en trabajo y en casa. Por eso, acá algunos consejos para combatir las altas temperaturas que entrega Jaime Trewik, Gerente General de Airolite y experto en climatización:

  • En los momentos del día en que la temperatura no es tan alta, abrir puertas y ventanas para ventilar la casa y aprovechar las corrientes de aire del exterior para refrescar y gastar menos energía eléctrica
  • Climatizar solo la habitación que esté en uso, cerrando la puerta y así ser más eficiente en el uso de energía eléctrica asociado al equipo de climatización.
  • La temperatura ideal de climatización debe estar en torno a los 23 grados Celsius, con el fin de que el ambiente sea agradable, pero no llegue a ser demasiado frío.
  • El uso de ventiladores de techo, en conjunto con los equipos de aire acondicionado ayudan a distribuir de mejor forma el aire frío generado por el equipo de aire acondicionado y a la vez mejora la sensación térmica de la persona. Lo anterior nos permite incluso programar una temperatura deseada mayor a la recomendada, ayudando a un menor consumo eléctrico, pero manteniendo la sensación térmica.
  • Para evitar resfríos producidos por cambios bruscos de temperatura es recomendable evitar que el aire acondicionado apunte directamente al cuerpo.