Nacional

Funden 18 mil armas decomisadas y entregadas voluntariamente para elaborar acero verde

Cedida
Por T13
Los artefactos fueron fundidos ante la presencia del Presidente Gabriel Boric, quien valoró la instancia. "Este hito da cuenta de un trabajo coordinado por diferentes instituciones del Estado", señaló

A más de 1.600 °C, este martes, se realizó una masiva destrucción de armas de fuego, actividad realizada año tras año y que marca un antecedente en la lucha contra el crimen organizado.

Presidente Boric: Agencia Uno
Lee También >

Presidente Boric: "Insto a la ciudadanía a hacer entrega de las armas que existen en su propiedad"

La acción se realizó en dependencias de Aceros AZA y contó con la presencia del Presidente Gabriel Boric, además de la ministra de Interior, Carolina Tohá y la titular de Defensa, Maya Fernández.

La iniciativa, que se encuentra alineada con los objetivos de Gobierno, fue valorada por el Jefe de Estado, quien indicó que “este hito da cuenta de un trabajo coordinado por diferentes instituciones del Estado, que se está llevando a cabo para evitar que las armas circulen sin control y sean utilizadas para delitos violentos".

"En la lucha contra una delincuencia que hacemos día a día, todas estas instituciones son fundamentales”, añadió

Entre las armas decomisadas en diferentes operativos policiales y las que fueron entregadas voluntariamente, se lograron reunir 17.590 armas, un 29% más que el año anterior, donde se destruyeron 13.668. 

Jorge Matetic, presidente del directorio de Aceros AZA explicó que los objetos fundidos "son armas que salen de circulación y se transforman en productos de acero, con lo que se asegura que no puedan ser usadas en delitos y en violentar la necesaria paz ciudadana".

El Presidente junto al resto de las autoridades fueron testigos de como cerca de 10 toneladas de armas se transformaron en uno de los aceros con la huella de carbono más baja de la industria.

A diferencia del acero que se elabora a partir de la extracción del mineral y no del reciclaje de material ferroso, evita la emisión de 12 toneladas de CO₂ (equivalente), ahorra 14 m³ de agua y 36 MW/h de energía. 

La actividad se enmarca en una de las 10 líneas de la Política Nacional Contra el Crimen Organizado, por lo tanto, corresponde al eslabón final de una labor “que requiere de muchos sacrificios y el aporte de la empresa que participa en la destrucción, por lo que es un hito muy importante para los chilenos y chilenas”, sentenció la Ministra del Interior, Carolina Tohá.

Presidente Boric realiza visita inspectiva de destrucción de armas