Nacional

Gestión hídrica en Australia e Israel: ¿Cómo mejoraron su desempeño en las últimas décadas?

Agencia Uno
Ambos países realizaron reformas institucionales con el fin de definir claramente las responsabilidades y facultades de cada organismo. En T13.cl conoce los detalles del informe que elaboró la CEP sobre esta materia.

En octubre de 2021, el Centro de Estudios Públicos elaboró el estudio La gestión hídrica en Australia e Israel: dos modelos, un solo fin. En el documento, se revisa la política hídrica de estos dos países que mejoraron considerablemente su desempeño durante las últimas décadas. 

 "En ambos casos el foco estuvo en mejorar la gestión para lograr satisfacer la creciente demanda asegurando, a su vez, la sustentabilidad a largo plazo del recurso", dice el informe.

Si bien cada país tiene su propia geografía, y sistema social, en  ambos casos existen algunos elementos que podrían ser aplicados en la realidad chilena.

[VIDEO] Con recarga de embalse aseguran agua potable en Gran Valparaíso hasta 2040
Lee También >

Experto en gestión hídrica: Chile requiere una institucionalidad con "potestad interministerial"

"Ambos países realizaron reformas institucionales con el fin de definir claramente las responsabilidades y facultades de cada organismo. El manejo se realiza a nivel de cuenca. Asimismo, se crearon agencias independientes para realizar la planificación del recurso a largo plazo, a nivel centralizado en el caso de Israel y a nivel estadual en el caso de Australia, con excepción de la cuenca de Murray-Darling que pertenece a varios estados y es manejada por una autoridad federal", agrega. 

En ambos casos el estudio de la cantidad disponible del recurso fue fundamental. Así se logró identificar de la cantidad de agua superficial y subterránea, y así también hacer una proyección considerando factores como el cambio climático.

Similitudes con Chile

Según el informe, Australia tiene una larga tradición con derechos de aprovechamiento de agua privados. Esta situación también ocurre en Chile. 

"Un elemento clave de su reforma fue mejorar el diseño y la regulación de estos derechos. Se creó un sistema altamente sofisticado que permitió agilizar las transacciones y a su vez regular cuidadosamente las externalidades ambientales. Adicionalmente, el Gobierno federal participó activamente en el mercado de agua, comprando una cantidad importante de derechos para destinar al medio ambiente a fin de asegurar la sustentabilidad del recurso a largo plazo", destaca el documento. 

Israel, por su parte, se ha visto enfrentado al problema de la escasez. Aquí no se permite la propiedad privada y su gestión se realiza de manera centralizada. "La Israel Water Authority es una agencia técnica, autónoma e independiente que se encarga de la planificación del sector, de la fijación de tarifas y de la asignación del agua para los diversos sectores". 

El modelo de gestión de Israel considera una pérdida practicamente nula del recurso. Para esto utilizaron tecnologías que incluyeron la implementación del riego por goteo, tecnologías para detectar la pérdida del agua, tratamiento de aguas residuales, inversión en plantas de desalinización, entre otras acciones. 

También, ambos países eliminaron los subsidios al consumo de agua "incorporando tarifas que incentivaron su uso moderado. Se utilizan tarifas en bloques en donde se paga un precio por cierta cantidad de agua que luego de cierto tope aumenta considerablemente".

Revisa el estudio: La gestión hídrica en Australia e Israel: dos modelos, un solo fin