Nacional

Investigación chilena permitiría prever actividad de volcanes a partir de sismos

UFRO
Por T13
Un trabajo de la Universidad de la Frontera (UFRO) abordó la vinculación entre el terremoto de Illapel del 2015, y la actividad de tres volcanes del sur de nuestro país ubicados a más de 580 km de distancia.

Una investigación chilena, de la Universidad de la Frontera (UFRO) logró determinar relaciones entre la actividad de los volcanes y algunos eventos sísmicos que ocurren en sectores de relativa cercanía a los macizos.

El doctor Daniel Basualto, a partir a un trabajo de investigación que realizó como parte de un programa postdoctoral del Departamento de Ingeniería de Obras Civiles de la UFRO se preguntó si los grandes sismos son capaces de activar o incluso desactivar algún volcán.

Gracias a información recolectada por el Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (OVDAS) del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), que monitoreó y definió la actividad volcánica antes, durante y después del terremoto del 16 de septiembre de 2015 en Illapel con una magnitud de 8.3 Mw, se logró establecer sus efectos a corto y largo plazo en toda la cordillera volcánica chilena, insumo base para el estudio desarrollado por el Dr. Basualto y el investigador Cristian Farías, del departamento de Geología y Obras Civiles de la Universidad Católica de Temuco.

“Los resultados proporcionados por el OVDAS se ajustaron muy bien con las simulaciones numéricas que realizamos para reproducir el tránsito de fluidos por la corteza terrestre a través de diferentes fallas geológicas, logrando desarrollar un análisis multidimensional del fenómeno terremoto-reactivación volcánica y facilitando así la comprensión del fenómeno y sus alcances”, relata el investigador.

“Nuestros resultados muestran que sólo algunos volcanes son afectados por las ondas sísmicas que se generan durante un terremoto y que estos volcanes además reaccionan de maneras muy diversas. Logramos demostrar que se activan sólo los volcanes que se encuentran en un estado inusual de actividad, es decir, reaccionan sólo aquellos que estén próximos a registrar algún tipo de actividad, por lo tanto, el terremoto puede acelerar un proceso eruptivo que ya estaba en gestación”, explicó.

Investigación chilena permitiría prever actividad de volcanes a partir de sismos UFRO

Basualto dijo que la comunidad científica sospechaba que este fenómeno podría ocurrir en los volcanes que estaban en relativa actividad, sin embargo, que no había prueba que lo demostrara, por lo que con esto se levanta la posibilidad de poder prever la futura actividad de volcanes ubicados no sólo en nuestro país, sino que también en otras latitudes del mundo.

Otro aspecto relevante de este estudio, agrega este investigador, es que se logró demostrar que las fallas geológicas, vale decir las cañerías por donde ascienden los magmas, también tienen un rol clave.

“La orientación de las fallas, por ejemplo, rumbo Norte-Sur o Este-Oeste, puede facilitar en algunos casos, o impedir en otros, que las ondas sísmicas entren en resonancia con estas cañerías, logrando que estas fallas se muevan en algunos casos y en otras que no lo hagan. Si bien los movimientos calculados por nuestros modelos matemáticos son de unos pocos centímetros, este movimiento es suficiente para que un volcán activo se vea perturbado y acelere su proceso eruptivo en los días, semanas o meses después de ser golpeado por un terremoto”, detalló Basualto.

“Con esta investigación pudimos no sólo entender por qué algunos volcanes entran en erupción luego de registrar un terremoto, sino que pudimos comprender que los grandes sismos también pueden interrumpir procesos eruptivos que están en incubación, todo está en saber el estado de un volcán (nivel de alerta volcánica) y cómo están distribuidas y orientadas las fallas que alojan los reservorios magmáticos”, añadió.