Nacional

Polémica por reglamento de empresa de pintura que comparó "pedofilia" con "homosexualidad"

Tras las críticas del Movilh, la compañía en cuestión eliminó el instructivo.

La polémica se desató en las redes sociales e incluso se transformó en Trending Topic. 

Este miércoles se dio a conocer un reglamento interno de Tricolor, donde se consideran "falta graves" el "promover, dentro de la empresa, pornografía, pedofilia, homosexualidad, entre otras acciones contrarias a la moral y las buenas costumbres". 

Dicho documento generó de inmediato la indignación del Movimiendo de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), que exigió a la empresa de pintura "que modifique en breve su aberrante Reglamento Interno".

"Igual de lamentable, es que vuestra empresa considera a la homosexualidad como una falta grave, lo que implica que desde el Reglamento se estipula que personas gays o lesbianas merecen sanciones o el despido, lo cual repudiamos con fuerza. El reglamento, por lo demás, ha provocado graves problemas de estabilidad emocional a trabajadores de su empresa que nos han denunciado el hecho", agregó el Movilh. 

Tricolor -cuyos propietarios son el grupo empresarial peruano Qroma, ligado a la familia Brescia-, por su parte, señaló en un comunicado que "quisiéramos clarificar que pinturas tricolor S.A. no posee directirices o prácticas internas que sean discriminatorias". 

"El error mecionado en los medios de comunicacion será corregido y el Reglamento Interno de Orden Higiene y Seguridad que poseemos en la actualdiad será retirado de circulación para su revisión y modificación de manera inmediata, conforme a la legislación laboral vigente", finalizó la empresa, lamentando la polémica. 

Movilh: "Sigue siendo insuficiente"

Pese a la rectificación de Tricolor, el Movilh calificó el anuncio como insuficiente, pues creen que "va en la dirección correcta", pero presenta contradicciones.

“Valoramos esta declaración de la empresa porque en buena parte recoge las demandas que nos plantearon los trabajadores y donde nosotros actuamos como intermediarios”, dijo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

“Aun cuando esta declaración va en la dirección correcta es insuficiente por varias razones. Una, por su abierta contradicción, pues parte desconociendo discriminación en sus directrices internas, pero al mismo tiempo anuncia y se ve en la obligación de modificar un reglamento, a todas luces, ilegal y homófobo. Por otro lado, en la carta no se piden disculpas a los trabajadores LGBTI de la empresa, ni tampoco se anuncia capacitación en derechos de la diversidad y/o cualquier otra medida preventiva”, añadió Jiménez.

El Movilh puntualizó que “en ese contexto evaluaremos los pasos a seguir con los trabajadores, en especial tras conocer los resultados de las gestiones de la ministra del Trabajo Ximena Rincón, ante la empresa, para que sus representantes se reúnan con nosotros y avancemos en mecanismos preventivos”.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA