Nacional

Universidades del G-9 acusan "marco de incertidumbre" por fallo del TC sobre lucro

Instituciones públicas no estatales plantearon su preocupación por el fallo que declaró inconstitucional el artículo que prohibía a los controladores de instituciones perseguir fines de lucro. "Universidades deben realizar su actividad académica libres de todo control político o económico", enfatizaron.

El consorcio de universidades públicas no estatales -G9- manifestó su preocupación por el fallo del Tribunal Constitucional que objetó el artículo 63 de la reforma a la educación superior, que prohibía a los controladores de instituciones de educación superior perseguir fines de lucro. 

"El que las Universidades deban ser instituciones sin fines de lucro es un consenso político y social de nuestro país, expresado en el proyecto de Ley de Educación Superior, que ha significado un gran esfuerzo de todos los actores de nuestra sociedad. Modificar este principio puede afectar seriamente la estabilidad del sistema y generar incertidumbre en las comunidades universitarias y en la comunidad en general", manifestaron.

Las universidades privadas tradicionales manifestaron que "establecer, además, la posibilidad expresa de control de universidades por parte de empresas o instituciones con fines de lucro, afecta la tradición de nuestro país en esta materia y abre un espacio que se consideraba superado con la nueva Ley".

Es por ello que expresaron su "profunda preocupación por el marco de incertidumbre que produce la decisión adoptada por el Tribunal Constitucional de declarar inconstitucional el artículo 63 de la futura Ley de Educación Superior".
 
"A la espera de conocer los fundamentos de esta decisión, expresamos que las universidades deben realizar su actividad académica, libres de todo control político o económico que pueda afectar el cumplimiento de su misión de servicio a la sociedad", afirmaron los rectores de la universidad Austral de Chile, Universidad Católica, Concepción, Federico Santa María, UC de Valparaíso, UC del Norte, Católica de la Santísima Concepción, Católica del Maule y Católica de Temuco. 
 
Finalmente, los rectores del G-P plantearon que "guardamos la esperanza que con prontitud se encuentren los mecanismos para asegurar el desarrollo y fortalecimiento del sistema de educación superior, y que la nueva institucionalidad oriente y promueva exclusivamente los fines nobles a que nos debemos las instituciones universitarias de nuestro país".