Negocios

Banco Central vuelve a mantener la tasa y advierte por el aumento de las presiones inflacionarias

df_v2
Diario Financiero
Por Diario Financiero
El instituto emisor dejó la TPM en su mínimo de 0,5% por novena reunión consecutiva. La entidad modificó su lenguaje respecto a la trayectoria futura de la tasa.

En línea con lo que esperaban los analistas, el Banco Central mantuvo por novena reunión consecutiva la Tasa de Política Monetaria (TPM) en su mínimo técnico de 0,5%, nivel en el que se ubica hace más de un año, en un lapso marcado por los efectos económicos que ha provocado la pandemia.

El comunicado del emisor señaló que la decisión se adoptó por la unanimidad de los consejeros.

El banco recogió en su análisis las últimas noticias a nivel internacional, que dan cuenta de preocupaciones por el aumento de la inflación en el mundo desarrollado, más específicamente en Estados Unidos.

Bono de $200 mil: Este viernes los afiliados a la AFP ProVida podrán solicitar el pago Agencia Uno
Lee También >

Bono de $200 mil: Este viernes los afiliados a la AFP ProVida podrán solicitar el pago

"Ha aumentado la preocupación por la inflación, en medio de registros efectivos más elevados, mayores presiones de costos y fuertes estímulos a la demanda, especialmente en EE.UU., lo que ha provocado algo de volatilidad en los mercados financieros. En algunas economías de América Latina, pese a mejores cifras económicas en el primer trimestre, las perspectivas se vislumbran menos favorables, al enfrentar un panorama sanitario y político más complejo", señaló el Consejo.

De todas maneras, el banco recalcó que el panorama externo "sigue desarrollándose positivamente", con proyecciones de crecimiento global que "continúan afianzándose, en un contexto en que la evolución global de la pandemia ha mejorado, lo que ha permitido flexibilizar las restricciones sanitarias, especialmente en países desarrollados".

"Las expectativas y el ánimo de los mercados financieros se mantienen favorables, observándose mejoras en las bolsas de las principales economías, flujos de capital positivos hacia las economías emergentes y alzas en los precios de las materias primas. Entre estos últimos, resalta la fuerte recuperación del petróleo y el incremento del cobre", planteó el banco.

Mientras que respecto al mercado financiero local, el instituto emisor puso énfasis en que la tasa de los bonos soberanos nominales a 10 años exhibieron aumentos entre 30 y 40 puntos básicos por sobre lo observado en los mercados desarrollados desde marzo, "lo que se puede asociar a factores idiosincráticos".

También la entidad hizo referencia al tercer retiro de fondos previsionales, recalcando que dispuso nuevamente de medidas extraordinarias para contener la volatilidad financiera que pudiera generarse por los ajustes de portafolios de los fondos de pensiones.

Escenario local

El banco aludió al último resultado del Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec), que en marzo anotó un aumento anual de 6,4%, por sobre lo que anticipaba el mercado.

"Esto sugiere, en parte, una mejor adaptación de los agentes al contexto sanitario, lo que durante abril y mayo se debería reflejar en un impacto de las cuarentenas menor que el esperado", recalcaron los consejeros.

A nivel sectorial, la entidad realzó que el comercio continuó con un "buen desempeño" en lo más reciente, mientras que los servicios y la construcción siguieron mostrando niveles de actividad "por debajo de los vigentes previo a la pandemia".

"En el mercado laboral, las distintas fuentes de información señalan un alza importante respecto de los niveles más bajos de mediados del 2020, aunque presentan diferencias sobre cuánto de la pérdida de empleo asalariado formal se ha recuperado", manifestó el emisor.

Si bien la inflación también ha sido superior a lo esperado a nivel local, el mensaje del banco no fue tan enfático como respecto al escenario global, recalcando que los precios continúan fluctuando en torno al 3%.

"En los últimos registros ha resaltado nuevamente el incremento del precio de la gasolina y de algunos alimentos. A esto se suma la mantención de la alta demanda y las dificultades de producción y suministro en varios bienes. Las expectativas a uno y dos años plazo siguen situándose en torno a 3% anual", fundamentó el ente autónomo.

El Consejo consideró que las perspectivas de recuperación económica "han mejorado, teniendo presentes los datos conocidos desde la publicación del último IPoM y los mayores estímulos a la demanda que se han agregado". Esto, unido a un "mejor escenario global", señaló el banco, "reduce los riesgos a la baja y posiciona el desempeño de la economía en torno a la sensibilidad positiva analizada en el IPoM de marzo".

El banco, en este comunicado, modificó su lenguaje respecto a la cita de marzo, señalando que la mantención de la tasa en su nivel mínimo dependerá del tiempo que requiere la economía para repuntar.

"La convergencia de la inflación a la meta en el horizonte de política sigue requiriendo que el estímulo monetario sea altamente expansivo. Con ello, la TPM se mantendrá en su mínimo de 0,5% por el tiempo necesario para que la recuperación de la economía termine de afianzarse", concluyeron las autoridades monetarias.