Negocios

Chile sube en índice de competitividad global pese a casos de financiamiento ilegal de la política

El ranking, elaborado por el Foro Económico Mundial, es encabezado nuevamente por Suiza, seguido de Estados Unidos, Holanda y Alemania. En tanto, nuestro país es líder en la región, ampliando la brecha con naciones como Brasil y Colombia.

Crédito: Agencia Uno
Santiago

Chile avanzó dos puestos en el Índice de Competitividad Global (ICG) respecto al año 2015, ubicándose en el lugar 33 entre 138 países, según el Informe de Competitividad Mundial 2016-2017 elaborado por el Foro Económico Mundial y dado a conocer hoy por la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El ranking es liderado nuevamente por Suiza, seguido de Estados Unidos, Holanda y Alemania. En tanto, Chile continúa liderando en la región, ampliando la brecha con Brasil (81) y Colombia (61), manteniéndola con Perú (67) y reduciéndola con México (51).  Pese a esto, el país se mantiene distante de la mejor ubicación alcanzada en la edición 2004-2005 cuando ocupó la posición 22.

De acuerdo al documento, las fortalezas de Chile están radicadas en tres áreas: Desarrollo del Mercado Financiero (posición 23), Educación Superior y Capacitación (28) y Macroeconomía (32). Por el contrario, nueve son los pilares en los cuales la posición relativa es peor que el ranking global. Entre estos sobresale negativamente, Salud y Educación Primaria (71), Innovación (63) y Sofisticación de los Negocios (56).

Sin embargo, uno de los aspectos que genera más preocupación es la baja del ítem Instituciones, que pasó de la posición 32 en el anterior informe hasta el puesto 35 en el actual.

Según el informe, se observa un empeoramiento de variables que conforman este pilar, que se explican por "una serie de hechos ocurridos en el país en el último tiempo y que se asocian al financiamiento ilegal de la política”.

Por ejemplo, entre las variables que experimentaron caídas significativas están: Pagos irregulares y sobornos (del puesto 28 al 31), Independencia del poder judicial (del puesto 31 al 37), Carga de la regulación de gobierno (del puesto 45 al 68), Eficiencia del marco legal en resolver disputas (del puesto 47 al 57), Eficiencia del marco legal en cambios regulatorios (del puesto 21 en 2012 al puesto 47 en la actualidad), Transparencia de las políticas de gobierno (del puesto 26 al 33) y Comportamiento ético de las firmas (del puesto 32 al 49).

El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alberto Salas, reconoció su preocupación por el retroceso en las variables ligadas a este ítem. “Si bien este pilar continúa siendo una fortaleza, pareciera que hay una vinculación con el deteriorado clima de confianza al que hoy nos enfrentamos. Hemos retrocedido, por ejemplo, en la confianza en los políticos, las empresas, el gobierno y la policía. Debemos  cuidar la seriedad y fortaleza institucional que nos ha caracterizado, pues este es un pilar clave para el futuro desarrollo de Chile".

Opinión similar a la del decano de la Escuela de Gobierno de la UAI, Ignacio Briones. “Hay deterioros marcados respecto al desvío de fondos públicos, favoritismo en las decisiones de gobierno, costos empresariales del crimen, la credibilidad de la política, pero también un retroceso en la percepción sobre el comportamiento ético de las empresas. Todo esto tiene que ver con el deterioro en la confianza que ha experimentado el país, confianza que urge recomponer si queremos retomar el rumbo en materia de competitividad”, afirmó.

Infraestructura y entorno macroeconómico

El documento revela además que el Entorno Macroeconómico sigue siendo una de las fortalezas de la economía chilena,  pese a retroceder tres ubicaciones respecto al informe de 2015, ubicándose en la posición 32.

Las principales causas de la caída en este pilar son la inflación anual -que si bien mejoró respecto al año anterior se ocupa el puesto 87-, el retroceso de 11 posiciones del Balance presupuestario fiscal (49), y la caída al puesto 23 en la calificación crediticia.

En cambio, si bien solo se mejoró en una posición, el pilar Infraestructura volvió a mejorar por segundo año consecutivo, rompiendo la tendencia negativa que había mostrado desde el 2009 hasta 2014. El informe muestra que la variable calidad de las carreteras pasó del puesto 35 en 2015 al 30 en 2016, mientras que infraestructura portuaria mejoró una posición, ocupando el puesto 34. Por el contrario, empeoró la calidad de la infraestructura del transporte aéreo, retrocediendo al puesto 47, y la infraestructura de ferrocarriles que se ubicó en el puesto 80.

En el caso puntual de infraestructura, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Sergio Torretti, reconoció que “si bien avanzamos un lugar, aún tenemos mucho que mejorar para que contribuya con todo su potencial al crecimiento económico. Los resultados conocidos hoy demuestran la importancia de seguir profundizando la alianza público-privada para llevar adelante una estrategia exitosa de desarrollo, pues son producto de agendas diseñadas e impulsadas en conjunto en los últimos años por los gobiernos y el sector privado".

Por último, el pilar Salud y Educación Primaria, si bien avanzó tres puestos pasando del lugar 74 al 71, sigue siendo uno de los principales desafíos pendientes del país. Por ejemplo, la percepción sobre la calidad de la educación primaria retrocede nuevamente, llegando a la posición 111, lo cual posiciona a Chile en el 25% de los países analizados con peor ubicación en esta variable.

Lo más visto en Negocios