Negocios

Valor de la canasta de alimentos esenciales en Chile se dispara en abril y duplica inflación general

Valor de la canasta de alimentos esenciales en Chile se dispara en abril y duplica inflación general
Compartir
En tanto, los precios aumentaron más para el quintil de menores ingresos de la población en el cuarto mes del año, según un reporte de la UDD.

El mes de abril tuvo noticias mixtas a nivel de precios locales. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una nula variación en el cuarto mes del año, ubicándose sobre las perspectivas del mercado, que anticipaba una leve caída de la inflación en el mes.

De esta manera, en los últimos 12 meses los precios locales registran una variación acumulada de 3,4%.

Sin embargo, en el análisis más específico, los números comenzaron a reflejar cierto impacto de la crisis económica derivada de las medidas de aislamiento para contener el avance del coronavirus.

Así, la división de Alimentos y Bebidas Alcohólicas anotó un incremento en sus precios de 1%, siendo la que tiene la mayor ponderación en la canasta con 19,3 puntos. De los 76 productos que componen la división, 51 presentaron alzas en sus precios.

Entre los incrementos de precios más importantes destacaron pan y cereales con 1%, junto a hortalizas, legumbres y tubérculos con 1,6%. Por producto el pan registró un incremento de 1% mensual, con lo que en lo que va del año acumula un 4%, mientras que a doce meses marca un avance de 6%.

Otro producto que destacó en el informe fue la cerveza, que en el mes tuvo un alza en sus precios de 2,5%, acumulando un 1,4% a abril.

Dichos incrementos tuvieron su correlato en los insumos que utiliza el Gobierno para medir la pobreza en el país. Así lo reveló un informe del Ministerio de Desarrollo Social, que da cuenta de que el precio de la canasta básica de alimentos (CBA) se disparó en abril, anotando un encarecimiento de 1,2% hasta $ 46.070, acumulando en doce meses un incremento en su valor de 6,9%. El alza acumulada implica el nivel más alto desde junio de 2016, cuando la variación ascendió a 6,5%.

La canasta básica de alimentos -que considera casi 80 productos de consumo básico- es uno de los insumos que usa Desarrollo Social para fijar la línea de la pobreza y la de pobreza extrema por persona. Con el indicador a mano, en febrero la primera se situó en $ 171.113, mientras la segunda en $ 114.075.

Para hacer un paralelo, el incremento mensual y en doce meses en abril fue mayor al incremento en la División de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas del INE (1% y 6,6%, respectivamente).

Para medir la línea de la pobreza, Desarrollo Social calcula la cantidad de calorías diarias mínimas que debe ingerir una persona, fijando como umbral un requerimiento de 2.000. Incluye productos como arroz, avena, carne molida, pechuga de pollo, paté, leche líquida entera, azúcar, y té corriente, entre otros.

Variación por quintiles

Otro antecedente en la línea del impacto que la inflación está teniendo en la demanda de alimentos de la población lo aporta el Centro de Estudios en Economía y Negocios (CEEN) de la Universidad del Desarrollo.

En un informe, la entidad dirigida por Cristián Echeverría calcula que en abril los precios generales se mantuvieron exclusivamente para el 20% de menores ingresos de la población, en contraposición a los restantes cuatro quintiles que exhibieron caídas.

En específico, el IPC para el primer quintil no mostró variación en el período, situándose en 3,6% en los últimos 12 meses. Esto último implica dos décimas sobre el indicador general.

¿Qué impulsó los precios en el período? Según el CEEN, entre los precios de los bienes y servicios más importantes para el 20% de hogares de menores ingresos, destacaron el alza de 1% en Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, 1,0%; la nula variación en Vivienda y Servicios Básicos; y la caída de 0,8% en la división de Transporte.

En el otro extremo, el quintil cinco (que engloba al 20% de mayores ingresos del país) registró una caída en los precios generales de 1%, llevando el IPC acumulado para este segmento a 2,5%. Esta fue la caída más pronunciada que se anotó entre todos los quintiles de ingresos, ya que el quintil dos mostró una baja de 0,1%, el tercero de 0,2% y el cuarto de 0,5% en el período.

Según el CEEN de la UDD, los precios de bienes y servicios más importantes para el 20% de hogares de mayores ingresos presentaron las siguientes variaciones: Transporte, -0,8%; Vivienda y Servicios Básicos, 0,0%; Alimentos y Bebidas No Alcohólicas, 1,0%; y Equipamiento y Mantención del Hogar, 0,0%.

Señal T13 En Vivo
Comentarios