Política

Los dos escenarios en que podría seguir vigente la Constitución del 80 (pese al triunfo del Apruebo)

plebiscito-2020
Por Pablo Cádiz
Con un 78,27% de los votos válidamente emitidos, Chile decidió dar inicio al proceso para contar con un nuevo texto constitucional. Sin embargo, el proceso podría quedar en nada bajo dos circunstancias que en esta nota detallamos.

¿Es el fin de la Constitución de 1980? No necesariamente. 

En estricto rigor este domingo, con un 78,2% de los votos, la ciudadanía aprobó el inicio de un proceso para la redacción de una nueva Constitución, el que estará a cargo de una Convención Constitucional.

La elección de los integrantes del órgano constituyente se realizará el 11 de abril de 2021, mismo día en que se elegirá a alcaldes, concejales y gobernadores regionales, y su composición será paritaria entre hombres y mujeres. 

Sin embargo, existen dos escenarios en que podría seguir vigente la Constitución de 1980, pese al triunfo del Apruebo.

Escenario 1: La convención no logra consensuar una propuesta (y hacerlo dentro de un año)

Una vez que se conforme la Convención Constitucional, la instancia tendrá un plazo de nueve meses para lograr una propuesta, el que podrá prorrogarse por otros tres meses más (o sea, a fines de 2021 o inicios de 2022).

Aunque la convención será autónoma para definir su metodología de trabajo, lo que se sabe es que sus decisiones deberán lograr el acuerdo de al menos dos tercios de sus integrantes. De lo contrario, el punto que no genere dicho quórum quedará fuera del texto constitucional y deberá abordarse a través de leyes ordinarias. Este punto, han explicado expertos, obligaría a los convencionales a buscar acuerdos.

Aunque la redacción del texto se realizará bajo la lógica de una "hoja en blanco" -es decir, no se tendrá a la vista la Constitución del 80 como la base para ir haciendo los cambios- la convención tiene una serie de limitaciones, partiendo por su misión, cuyo único objetivo es redactar el mismo texto. 

Del mismo modo, explica el abogado Constitucionalista y académico de la UC, Sebastián Soto, "no puede atribuirse otras facultades, otros poderes de otros órganos del Estado. Y además tiene limitaciones materiales, como por ejemplo, debe respetar el régimen democrático, debe respetar las sentencias judiciales, los tratados internacionales".

"En ese sentido, la convención tiene autoridad, tiene poder para redactar una nueva constitución pero no puede usurpar los poderes de otros órganos del estado ni tampoco ir más allá de aquello que es su mandato: redactar una nueva constitución", explica. 

Dicho todo esto, existe un escenario en que los integrantes de la convención no logren arribar a un texto dentro del plazo máximo de un año. En ese caso, seguirá vigente la Constitución de 1980 y todo el proceso quedará en nada. 

Escenario 2: La ciudadanía rechaza la propuesta en el plebiscito ratificatorio

Una vez que la convención presente su propuesta de nueva Constitución,  el Presidente de la República deberá convocar a un plebiscito ratificatorio o de salida, donde la ciudadanía deberá aprobar o rechazar el texto propuesto por la convención.

La fecha de esta elección -que será con voto obligatorio- será 90 días después, pero el día exacto dependerá de una serie de factores, entre ellos que no coincida con enero y febrero, ni que se encuentre muy cercano a otros procesos eleccionarios.

En este caso, de ganar el Rechazo, se mantendrá la Constitución de 1980. Si gana el Apruebo, se promulgará un nuevo texto constitucional y solo ahí se pondrá fin al cuerpo hasta ahora vigente.