Política

Longueira: "Los comunistas me han perseguido porque buscan un asesinato de imagen"

Por T13
"Los chilenos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, y yo lo soy", aseguró el ex candidato presidencial al ser consultado por el caso SQM. Además, aseguró que la postura de la derecha por el 'rechazo' es "una irresponsabilidad política".

"¿Te quedó claro, compadre?". Esta fue la frase que una y otra vez repitió el ex candidato presidencial Pablo Longueira en un tenso diálogo registrado en radio Cooperativa. 

Fue en una entrevista donde Longueira abordó su postura por el "Apruebo" y los reparos que ha generado su regreso a la política, donde no solo afirmó que irá por un cupo en la eventual convención constituyente o convención mixta, sino que además buscará presidir la UDI, el partido que fundó y lideró por años y del que tomó distancia luego que decidiera hacer una pausa en su carrera política en medio de las esquirlas del caso SQM. 

Y es que en 2018 el coronel gremialista fue formalizado por su presunta participación en los delitos de cohecho e irregularidades tributarias. Esta última arista fue despejada en 2019, luego que fuera sobreseído. Un caso que surgió luego que se detectaran pagos efectuados por SQM a cercanos a Longueira por trabajos el Ministerio Público califica de "inexistentes" entre los años 2007 y 2013 y que lo "condicionaron" en su actuar "en pos de los intereses" de la minera SQM, a través de gestiones que realizó como parlamentario, ministro o lider dentro de su conglomerado, "ejerciendo influencias y actuando con infracción a los deberes del cargo". En este sentido, el documento recuerda su rol durante la tramitación de la ley del royalty "en favor" de SQM y sus filiales. 

¿Cómo se vuelve a la política con "esta mochila"? Fue la pregunta que se le hizo en la entrevista. Y Longueira respondió: "no tengo mochilas, porque no tengo tejado de vidrio, métetelo en la cabeza".

"No tengo mochila, compradre. Me da lo mismo que los comunistas. ¿Tu sabes quién es la (María Inés) Horvitz? ¿Sabes quien es? Es la comunista, penalista, que está en el CDE. Me han perseguido", dice.

Según Longueira, "los comunistas me han perseguido porque buscan un asesinato de imagen, pero yo no tengo tejado de vidrio, no tengo complejos. Camino por la calle con la frente en alto y las manos limpias".

"No hubo nadie más honesto que yo en la política chilena", aseguró.

Longueira defendió su actuar frente a la ley del royalty y sus gestiones con SQM: "¿sabes por qué el correo existió? Porque el gobierno me pidió, cuando se cayó el royalty, la ley para financiar (los daños provocados por) el tsunami, me pidió que lograra un consenso, y lo logré".

"Fui a hablar con (Patricio) Contesse y me dice que hay una discriminación con las empresas nacionales. Mándame un correo, me mandó un correo, y dos horas después se lo mandé a Cristián Larroulet", relató.

Por otro lado, Longueira rechazó de plano las declaraciones de la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, quien dijo que el ex ministro no estaba en "condiciones" de presidir la UDI sin antes despejar su escenario judicial.

"Tengo un concepto muy distinto de ella: soy demócrata y respeto el estado de derecho, y los chilenos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, y yo lo soy", afirmó.

Es por ello que remarcó: "No tengo tejados de vidrio, así que voy a ser candidato a la presidencia de la UDI, porque la persecución que ha hecho de mí la Fiscalía no me lo impide. Jamás he cometido el delito del que se me acusan, y por eso estoy esperando hace mucho tiempo el juicio".

Rechazo "es una irresponsabilidad política"

El ex timonel UDI criticó la postura mayoritaria de su partido, donde se definió ir por el Rechazo. 

"Lo que está haciendo la centroderecha me parece de una irresponsabilidad política que me ha llevado a tomar esta decisión. Yo no quería volver al mundo político, (pero) me parece una vergüenza refugiarse en el 'rechazo'", afirmó.

Para Longueira, el "rechazo" es no "entender lo que quiere la ciudadanía hoy día". "Yo no tengo ningún temor en hacer una nueva Constitución, ninguno, muy por el contrario; me encantaría que este Plebiscito fuera un Plebiscito en que cerramos la transición chilena, eso es lo que yo quiero: cerremos la transición chilena, hagamos una nueva Constitución para los tiempos que vienen", remarcó.

Y afirmó que buscará convencer a sus correligionarios de votar por el Apruebo, y "ojalá reducir al Rechazo a los 15 puntos".

"Esa noche voy a celebrar si no pasan el 15 por ciento los que están por el Rechazo, porque lamento que parlamentarios jóvenes, personas excepcionales que han entrado al servicio público ya partan rechazando. ¿A qué le temen? No entiendo qué están defendiendo con el Rechazo", cerró.