Política

Bachelet y el impacto del Caso Caval: "Hubo mucho objetivo político"

Agencia Uno
En entrevista con The Clinic, la ex mandataria defendió las reformas impulsadas por su administración. Sobre el gobierno de Piñera, afirmó que "he visto una economía debilucha, que ha aumentado el desempleo".

"No ¡Nunca más! Lo he dicho muchas veces, no sé por qué no me creen" afirma la ex Presidenta Michelle Bachelet al descartar un nuevo periodo presidencial.

En su primera entrevista escrita desde que salió de La Moneda -realizada antes que se conociera su nominación para liderar el alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU- Bachelet calificó su segundo periodo en La Moneda como "muy duro", abordó el movimiento feminista y realizó un balance de su gobierno y de los primeros meses de su sucesor. 

Pero además abordó con The Clinic el impacto del Caso Caval en su familia. 

"Yo creo que siempre es doloroso cuando en gran medida, por razones políticas, la familia es afectada. No conozco el proceso así que no puedo saber, pero lo que sí sé es que hubo mucho objetivo político también" afirmó la ex Mandataria, suscribiendo -en parte- la tesis planteada por su hijo Sebastián Dávalos.

Bachelet agregó que "lo que a una le llama la atención es que todos los otros involucrados son de la UDI. Yo siempre he sido respetuosa de las decisiones de la justicia y tengo la esperanza de que la verdad salga a flote y que a quienes han imputado injustamente puedan mostrar su verdad y recibir una cierta compensación social y moral que se requiere. Ha sido muy doloroso".

Junto con esto, Bachelet afirmó que "la cantidad de mentiras que han inventado sobre mi familia, sobre mis hijas también, son impresionantes. Escandalosas", apuntando a las "fake news".

Su postura sobre el aborto libre el movimiento feminista

Consultada si está a favor de una ley donde las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos hasta ciertas semanas de gestación, como ocurre en los países desarrollados, Bachelet respondió: "Antes de volver a Chile, en ONU Mujeres, hablé de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. La mujer debe tener pleno derecho a tomar decisión sobre su cuerpo. Lo he pensado siempre y lo sigo pensado".

En relación al movimiento por la equidad de género, la ex mandataria afirmó que "hoy me declararía más feminista que antes, porque se conjugan más claramente las dos cosas: una mirada política junto terminar con la cultura patriarcal".

"Economía debilucha" en gobierno de Piñera

Al ser consultada sobre los primeros meses de Piñera de vuelta en La Moneda, Bachelet criticó que "el nuevo gobierno intentó por vía reglamentaria dar vuelta atrás las cosas, incorporando la idea de que todos podían tener objeción de conciencia. Afortunadamente, la Contraloría es quien determina y dijo: 'Perdón, si se reciben recursos del Estado, tiene que garantizase lo que el Estado le ofrece a todos y a todas'”.

Junto con esto, sentenció: "He visto una economía debilucha, que ha aumentado el desempleo. A lo mejor es injusto de mi parte hacer una evaluación definitiva a tan pocos meses, pero yo diría que ojalá todas las reformas que permiten que la gente esté en mejores condiciones sí continúen y su implementación vaya progresando en la medida que fueron pensadas. Ojalá no haya retroceso en ninguno de los avances".

En cuanto a las críticas que la derecha realiza al manejo económico durante su administración, aseguró que "no es cierto que haya habido despreocupación. La cantidad de pega que hicimos para apoyar a las Pymes, por ejemplo. El cobre estuvo en su precio más bajo".

"Como ahora la economía no ha crecido a la velocidad prometida, resulta que la explicación que se da es que es mi culpa, todo supuestamente por las reformas, pero estas dos instancias calificadoras de riesgo internacionales (Moody’s y Fitch), dicen: 'No, señores. Esto no es así'. La economía empezó a bajar, según Moody’s en 2010 y según Fitch a partir de 2012", agregó.

Con todo, reconoció que "puede ser que muchas de las reformas también hayan traído desconfianza para aquellos que sentían que tocaban sus intereses, por cierto, y que eso puede significar que algunos dejaran de invertir. Puede ser. Pero en la vida uno tiene que tomar opciones".

"Hicimos todo lo posible para que la economía pudiera seguir creciendo. Lo hizo a un ritmo más lento del que yo hubiera querido, pero siguió creciendo. No se estancó", agregó.

"Transformamos el modo de ver la educación"

Por otro lado destacó los avances realizados por su administración, mencionando el cambio al sistema electoral binominal, la ley de cuotas y el proceso constituyente. 

Sobre la reforma educacional, afirmó: "Yo creo que si bien no fue perfecta y hubo cosas que me hubieran gustado un poquito más allá o un poquito más acá, logramos transformar -no en la cabeza de todos, porque hay gente que sigue pensando que la educación no es un derecho sino un bien de consumo- el modo de ver la educación".

"Una autocrítica que puedo hacerme como gobierno, es que nos planteamos metas muy ambiciosas y de repente el Estado no está en condiciones reales de responder a eso. Igual nos planteamos implementaciones graduales", agregó.

Además, abordó los polémicos dichos del actual ministro de Educación, Gerardo Varela: "Cuando se propone la solución del bingo, yo sé que fue una mala frase, pero en verdad expresa una concepción ideológica. El que los techos de las escuelas tendrían que arreglarse con completadas, bingos. Varias de las medidas que tomamos en salud eran justamente para salir de ese paradigma, porque la gente tenía que hacer completadas para comprarse los medicamentos. Es un concepto muy distinto".

Críticas "injustas" del Frente Amplio

Finalmente, Bachelet se refirió a los cuestionamientos del Frente Amplio. "Sus críticas son acertadas en algunos casos, equivocadas, en otros y, a veces, injustas", dijo.

"He estado con algunos que le dicen a otros: 'Oye, tú no eres de izquierda, yo sí'. Asumir que el que no piensa exactamente igual no es de izquierda, me parece errado. No hay una sola izquierda, ni tampoco una sola derecha. Más allá de eso, me quedo con la fuerza de los jóvenes, con las ganas de hacer cosas, con ese compromiso de justicia social, que me parece que le hace bien a Chile", agregó.

Consultada si se equivocaron al no comprometerse más directamente con su gobierno, Bachelet afirmó que "en algunos casos se equivocaron claramente, porque estábamos trabajando en la misma dirección, pero en otros, apoyaron".