Política

Bancada UDI pide frenar nombramiento de Fidel Espinoza como presidente de la Cámara

A. Uno
Por Camilo Carreño
Diputados gremialistas presentarán el próximo miércoles una solicitud ante la Comisión de Ética. Texto, que recoge diferentes polémicas en que se ha visto envuelto el parlamentario, llama a revisar el acuerdo político que derivó en su designación.

Para el 22 de marzo está programada la ceremonia en que la nueva mesa de la Cámara de Diputados asumirá sus funciones. Y si bien el acuerdo de la Nueva Mayoría respecto de los nombramientos ya está definido, la bancada de la UDI decidió activar una ofensiva en contra de la designación de quien ostentará el cargo de presidente de la Corporación, el diputado Fidel Espinoza (PS).

La decisión de intentar bloquear al socialista se tomó el miércoles, en el Congreso en Valparaíso, en medio del habitual almuerzo de bancada. Ese día, la totalidad de los diputados gremialistas acogieron la idea de buscar frenar la nominación. Esto, en primera instancia, a través de una presentación formal ante la Comisión de Ética, solicitud en la que incluirán diversos hechos protagonizados por Espinoza que –a juicio de la UDI– no va en línea con el cargo.

Uno de los que decidió restarse de la ofensiva, eso sí, fue el propio jefe de bancada, Felipe Ward, debido a que justamente es miembro de la Comisión de Ética, la que deberá resolver al respecto.

En el oficio, que es liderado por el subjefe de la bancada, Ignacio Urrutia, y que será presentado el miércoles durante la sesión de la instancia, se detallan diversos hechos que pondrían en duda -según la UDI- la legitimidad de Espinoza para asumir la presidencia de la Cámara.

Uno de ellos se dio en mayo de 2013, cuando en medio de una sesión de la Comisión de Derechos Humanos el parlamentario se enfrascó en una discusión con la diputada UDI María José Hoffmann, que finalizó cuando Espinoza se refirió a la parlamentaria como “momia conch...”.

Otro episodio se dio, ese mismo año, cuando el parlamentario trató de “imbécil” a la entonces vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, quien justamente en el marco de la conmemoración del día de la mujer –el miércoles– recordó los dichos del legislador, rechazando su designación como jefe de los diputados. “Yo viví su machismo y misoginia, ¿lo olvida? Me violenta como mujer que la Nueva Mayoría, por cuoteo, le entregue la Presidencia de la Cámara”, dijo ese día a través de Twitter.

“Por otra parte, particularmente inapropiada a la investidura que ostenta el Sr. diputado Espinoza, resulta la manifestación de actos injuriosos en contra de miembros del Senado, indicando que senadores “buscan subir sus asignaciones”.

Además, el escrito alude a expresiones infamantes de Espinoza hacia miembros del Ejército, acusándolos de “cobardes” por hechos vinculados a suicidios de militares sometidos a proceso por causas de derechos humanos, o con continuas faltas de respeto a miembros del partido Demócrata Cristiano, particularmente hacia al senador Ignacio Walker.”, agrega el oficio de la UDI.

Y con esto en mano apunta a que “tales episodios no concuerdan en lo absoluto con la investidura de su alta función, ni tampoco en términos generales a su condición de persona. Por esta razón, en mi calidad de subjefe de Bancada de la UDI manifiesto serios reparos y dudas de la elección del señor diputado Fidel Espinoza Sandoval como presidente de nuestra Corporación”, concluye el documento firmado por el diputado Urrutia.

Esto, junto con llamar a “revisar” el acuerdo de la Nueva Mayoría respecto de su designación “con el propósito de sea elegido un diputado o diputada de ese conglomerado político más imparcial, con una trayectoria de acuerdos y no de beligerancia”.

“La presidencia de la Cámara implica el máximo cargo que al interior de nuestra corporación puede asumir un diputado. Y en atención a ello, vemos que el señor diputado Espinoza no reúne las cualidades necesarias a objeto de ejercer la representación de la Corporación a la que en repetidas oportunidades ha denostado de forma pública con su actuar impropio”, enfatiza el texto.

En ese sentido, el escrito alude a diversas faltas al Código de Conductas Parlamentarias por parte de Espinoza, entre ellas lo expresado en el artículo primero de dicha normativa que indica que todos los diputados deberán “actuar con fraternidad frente a sus colegas. Se abstendrán cuidadosamente de expresiones malévolas o injuriosas y de aludir a antecedentes personales de ellos”.

“No es bueno ni para la Cámara de Diputados ni para la democracia que un parlamentario con tantos eventos de insultos, ofensas y odiosidad asuma la Presidencia de la Cámara de Diputados”, dijo Urrutia en representación de su bancada.

Y agregó: “La gente conoce la trayectoria de desafortunados incidentes con mujeres diputadas y ex autoridades de gobierno y precisamente en el mes de la mujer la Nueva Mayoría pretende elegir al parlamentario que a insultado de manera grotesca a parlamentarias de nuestro sector”.