Política

Cámara de Diputados aprueba informe de la Comisión Mixta sobre Ley de Migraciones

Agencia Uno
Por T13
El texto pasó ahora a consideración del Senado, antes de ser enviado al Ejecutivo para su promulgación.

La Cámara de Diputados aprobó, este miércoles, el informe de la Comisión Mixta que analizó las discrepancias entre esta Corporación y el Senado, respecto del proyecto que moderniza la Ley de Migraciones.

El documento fue visado por 102 votos a favor, 32 en contra y 11 abstenciones. Pero para convertirse en ley, este mismo informe debe ser también aprobado por la Cámara Alta.

Entre los acuerdos propuestos por la instancia y ratificados en la sesión se establece que a las y los extranjeros solicitantes de refugio que no les fuese reconocida tal calidad, se les podrá otorgar protección complementaria de oficio o a petición de parte por la autoridad, de acuerdo a lo que se establece en la Ley de protección de personas refugiadas.

Lo anterior, mientras se cumpla con los requisitos que establezca la Política Nacional de Migración y Extranjería, que también establecerá las causales de cesación de dicha protección complementaria.

Asimismo, se señala que ninguna persona extranjera titular de protección complementaria podrá ser expulsada o devuelta al país donde su derecho a la vida, integridad física o la libertad personal corran riesgo de ser vulneradas en razón de su raza o etnia, nacionalidad, religión o creencia, condición social, ideología u opinión política, orientación sexual o identidad de género.

El informe de la comisión agrega que no podrán invocar estos beneficios quienes hayan sido condenados por crimen o simple delito en Chile o el extranjero; o respecto de quienes existan fundados motivos de que ha cometido un delito contra la paz, de guerra o cualquier otro delito contra la humanidad o que sea considerado como un peligro para la seguridad del país donde se encuentra.

En cuanto a las mujeres migrantes, el documento respaldado por la Sala establece que tendrán acceso a todas las instituciones y mecanismos que resguarden su bienestar. Las mujeres embarazadas, víctimas de trata de personas, de violencia de género o intrafamiliar u objeto de tráfico de migrantes, tendrán un trato especial por el Estado y el Servicio Nacional de Migraciones podrá entregar una visa que regule su permanencia.